Mundo

Negro + negro = blanco...

El nacimiento de una beba rubia de ojos claros, hija de un matrimonio nigeriano, tomó por sorpresa a los médicos, que aún no pueden explicar el fenómeno. Según dijeron, la nena no es albina y tampoco tiene mezcla racial en su árbol genealógico.
martes, 20 de julio de 2010 · 00:00

Londres (Agencias). El nacimiento de una bebe rubia, de ojos celestes, engendrada por dos padres negros, de origen nigeriano, sorprendió a la familia de la niña y a los médicos por igual.
 
Ni Benjamín, de 44 años, y Angela Ihegboro, de 35, los progenitores de la bebe, ni los propios médicos pueden explicarlo. Nmachi, que significa “belleza de Dios” en nigeriano, no es albina y tampoco tiene mezcla racial en su árbol genealógico.

“MI MUJER NO ME HA SIDO INFIEL”

Además, Ben, padre de otros dos niños negros, asegura que su mujer no le fue infiel y él es el padre. Sin embargo, admite que se sorprendió mucho cuando nació y la idea de que no era su hija pasó por su cabeza.

Los padres de la niña y los médicos del Queen Mary´s Hospital de Londres la apodaron “pequeño milagro”. Citado por el periódico londinense The Sun, el professor Bryan Sykes, especialista en genética humana de la Universidad de Oxford, calificó el nacimiento como extraordinario.

Expertos, desconcertados

Los más desconcertados son los expertos que, tras averiguar que los padres, de origen nigeriano, no tiene ningún tipo de ascendencia en la que haya habido una mezcla de razas, aseguran que el nacimiento de una niña como Nmachi va contra las leyes de la genética.

La conclusión de los expertos es que se trata de alguna mutación genética desconocida.

Hasta que la ciencia resuelva este misterio de la genética, lo importante es que la niña tiene una familia que, aunque tiene un color de piel diferente, la ha acogido con un amor incondicional. "Ella es una bebé milagro, pero aún así, ¿qué diablos pasó aquí?" comenta Angela, la madre.

Otras Noticias