Mundo - Buscaban a Laurent Gbagbo

Fue atacada la residencia presidencial en Costa de Marfil

Fuerzas leales al mandatario electo atacaron hoy la residencia presidencial en Abiyán para capturar al líder saliente del país, atrincherado en un búnker.
miércoles, 06 de abril de 2011 · 00:00
Cerca del palacio presidencial en Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil, se produjo hoy un tiroteo, al parecer relacionado con una nueva maniobra de los rebeldes para capturar al presidente Laurent Gbagbo, quien se niega a renunciar pese a su capitulación militar el martes.

"Lo sacaremos de su residencia", dijo el portavoz militar del mandatario electo en las últimas elecciones, Alassane Ouattara. Sus tropas tienen rodeado el edificio, citó DPA.

Los comandantes militares de Gbagbo se rindieron el martes a las fuerzas de paz de la Organización de las Naciiones Unidas (ONU) en Costa de Marfil (UNOCI), por lo que Gbagbo se encuentra rodeado ahora solamente por un puñado de fieles milicianos.

Francia y la ONU han intentado negociar con Gbagbo su partida, pero éste se niega a reconocer a Ouattara como el legítimo ganador de las elecciones de noviembre de 2010.

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, criticó la negativa de Gbagbo. "Esta terquedad es absurda", dijo hoy Juppé a la radio France Info, en vista de que "ya no tiene perspectivas". Según el ministro francés, "todo el mundo lo ha abandonado".

Juppé había asegurado el lunes ante el Parlamento que Francia estaba a punto de conseguir la rendición de Gbagbo después de que fuerzas francesas y de la ONU llevaran a cabo ataques aéreos para destruir el armamento pesado en poder de las fuerzas del presidente.

Los ataques aéreos tenían como objetivo poner fin a cinco días de enfrentamientos en Abiyán entre soldados leales a Gbagbo y fuerzas afines a Ouattara, reconocido internacionalmente como el nuevo jefe de Estado.

Juppé no descartó hoy el uso de la fuerza nuevamente para apartar a Gbagbo si sigue negándose a dimitir, pero añadió que es la ONU la que debe decidirlo.

Las fuerzas rebeldes de Ouattara, que controlan ya la mayor parte del país, han sido acusadas de estar involucradas en una masacre en la localidad occidental de Duekue, donde la organización católica Caritas afirma que murieron hasta mil personas la semana pasada.

Las elecciones de noviembre buscaban enterrar definitivamente la guerra civil que se desató en el país en 2002 y que dividió a Costa de Marfil entre el norte de mayoría musulmana y el sur cristiano.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias