Mundo

Reino Unido enfrenta su peor huelga en 30 años

Los cuatro sindicatos que lo convocan advierten que éste es sólo el principio. Protestan contra los planes de austeridad del Gobierno de Cameron.
jueves, 30 de junio de 2011 · 00:00
El programa que ahora ha provocado el enfado de los sindicatos es una reforma de pensiones, parte de un plan para ejecutar un recorte del gasto público de US$ 130 mil millones.

Ese proyecto reducirá tanto puestos de trabajo como beneficios laborales en la administración pública. El Gobierno también quiere subir de 65 a 66 años la edad de jubilación, y también impondrá un aumento de las aportaciones que deben hacer los trabajadores a los programas de pensiones, mientras que se reducen los beneficios que se obtienen tras el retiro.

Los trabajadores públicos, entre los que se encuentran maestros, empleados de Hacienda, juzgados, empleados penitenciarios y de puertos, denuncian que con los cambios que quiere introducir el primer ministro David Cameron, deberán "trabajar y contribuir [a Hacienda] más para ganar menos dinero". El jefe del Ejecutivo, en cambio, ha dicho que el proyecto es justo, y que no ve motivo de huelga.

"No creo que haya ningún motivo para que mañana haya una huelga, y menos cuando las negociaciones continúan. Se trata de una minoría de sindicatos que ha adoptado la decisión de ir a la huelga", dijo.

No opinan así tres sindicatos del sector de Educación y el sindicato de Servicios Públicos y Comerciales (PCS), impulsores de esta iniciativa. En 2007 firmaron una reforma con el Gobierno laborista que garantiza de por sí el sistema de pensiones, por lo que este plan de austeridad tan amplio es sólo una excusa para sanear las cuentas públicas.

Ésta es la primera huelga general de funcionarios que enfrenta el Gobierno de David Cameron. Hace 30 años, por otra parte, que no se registra un paro tan contundente. En 1984-1985, los trabajadores de las minas realizaron una huelga de 12 meses que puso en jaque al Gobierno de Margaret Thatcher. Desde entonces los sindicatos han perdido fuerza y alcance.

Las últimas muestras de insatisfacción, ya con la coalición de David Cameron, han venido de los estudiantes, que a finales del año pasado protestaron por un incremento enorme de las tasas universitarias.

Después el Gobierno cortó derechos tanto en la educación como en el sistema judicial. La semana pasada también los militares protestaron por una serie de recortes presupuestarios que les afectan cuando tienen que batallar en Afganistán y en Libia.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias