Mundo

La familia de Khadafi fue refugiada en Argelia

Algunos miembros de la familia Khadafi cruzó a Argelia. Se dice que son su mujer y tres de sus hijos. Argelia alega "derecho a asilarlos", mientras que son fuertemente repudiados por darles asilo.
martes, 30 de agosto de 2011 · 00:00
Argelia informó oficialmente que le había dado refugio a la esposa de Muammar Khadafi (Safia) y a tres de sus hijos (Hannibal, Mohamed y Aisha). Mientras, noticias no confirmadas indicaban en Londres que Khamis, otro de los hijos del líder libio, había muerto calcinado cuando un helicóptero británico de las fuerzas de la OTAN descargó sus bombas incendiarias contra el vehículo en el que se desplazaba.

Cabe destacar que el sitio desde donde Khadafi lanza sus proclamas sigue siendo un misterio, incluso para la CIA, según confirmó ayer la Casa Blanca. En tanto, se supo que Argelia decidió cerrar su frontera con Libia poco después de haberle anunciado a las Naciones Unidas que había recibido a los familiares de Khadafi.

En una reacción inmediata, el opositor Consejo Nacional Transitorio (CNT) condenó el hecho y consideró que, al haber acogido a la esposa y los hijos de Khadafi, Argelia había cometido “un acto de agresión contra el pueblo libio y sus esperanzas”. El CNT aseguró que perseguirá a Khadafi “hasta donde sea necesario”.

En cuanto al tema militar, el comando opositor dijo ayer que había consolidado posiciones en su intento de tomar Sirte, la ciudad natal del líder libio. Sin embargo, una corresponsal de la televisora qatarí Al Jazeera citó fuentes del CNT para señalar que el asalto de ese puerto del Mediterráneo “es difícil y requerirá más combatientes experimentados, cuando la mayoría de las fuerzas insurgentes se encuentran en este momento ocupadas en la pacificación de Trípoli”. Esa realidad llevó a los opositores a intentar una negociación con los poderosos líderes tribales de la región, con el fin de obtener un traspaso pacífico del gobierno local.

Con los ojos puestos en Sirte, el CNT exhortó a la OTAN a intensificar sus bombardeos aéreos, porque Khadafi “aún está en condiciones de hacer algo terrible”, según palabras del segundo responsable del Consejo, Mahmud Jibril. La alianza atlántica, en tanto, comunicó desde su sede central de Bruselas que sus fuerzas bombardearon “exitosamente” los sistemas de radares y las plataformas de lanzamiento de misiles tierra-aire establecidas en las inmediaciones de la ciudad.

Olvidando los terribles y tan cercanos años del nazismo, y en una nueva aceptación del rol jugado por Estados Unidos y sus aliados europeos, Jibril señaló que “si la OTAN no nos hubiera respaldado, en Libia se habría producido la mayor masacre en la historia de la humanidad”.

En tanto, varios de esos miembros de la OTAN emitieron claras señales de respaldo al CNT. Francia decidió reabrir su embajada en Trípoli, Gran Bretaña –que ya había enviado sus tropas especiales para conducir el asalto de la semana pasada sobre la capital libia– anunció que sus diplomáticos ya estaban en el país africano y la petrolera italiana ENI se convirtió en la primera beneficiaria de la campaña contra Khadafi, al retomar ayer sus operaciones en Libia.



Ansa, dpa, Efe, AP