Mundo - Chile

Ya son más de 800 detenidos por protestas de estudiantes

Además hay 90 carabineros heridos. Piñera tiene un 26 por ciento de apoyo, la cifra más baja para un presidente desde el regreso de la democracia.
viernes, 05 de agosto de 2011 · 00:00
Los detenidos por la jornada de protesta de estudiantes y docentes en Santiago y otras ciudades de Chile, que se extendió hasta la noche, alcanzaron a 874, según el gobierno, que denunció que quedaron además 90 carabineros heridos y llamó la atención sobre la baja en el número de manifestantes.

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, reveló que los incidentes registrados habían dejado 874 detenidos -hasta anoche se hablaba de 552- y 90 carabineros heridos.

Ubilla puso de relieve el número de participantes en las protestas en Santiago, en comparación con las anteriores registradas en la capital, que alcanzaron cerca de 100 mil personas marchando por la Alameda.

“Ayer al mediodía no fueron más de 3 mil y 4 mil, y ayer en la noche entre 2 mil y 3 mil. Estamos hablando de una convocatoria muy inferior a las anteriores y un ánimo muy distinto al de las nteriores”, comentó Ubilla en diálogo con Canal 13, según el sitio estatal La Nación.

El funcionario denunció que muchos de los detenidos tenían "bombas y elementos para producir daños", por lo que "iban con la intención de generar estas barricadas”. Ubilla volvió a justificar el operativo montado, responsabilizó completamente por los incidentes a los organizadores, y apuntó en forma directa contra el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, porque "nunca pidió permiso" para la marcha.

Sobre los "cacerolazos" que se produjeron en varias zonas de Santiago en protesta por la represión, el subsecretario los consideró "entendibles", pero insistió en que el Ejecutivo de Sebastián Piñera no aceptará hechos de violencia.

“Las cacerolas que se escuchan en algunos sectores de Santiago son naturales, entendibles y por muchos compartido; lo que no se comprende ni se comparte es la violencia que se vivió durante
el día en la zona de la Plaza Italia”, remarcó.

Finalmente, Ubilla aceptó que “existe un interés legítimo, natural y lógico de pretender modificar la educación en Chile, mejorarla respecto a su calidad, mejorar respecto a su cobertura en la educación prebásica, mejorar el financiamiento”.

Las protestas de anoche incluyeron la ocupación pacífica, por unos 40 minutos, del canal Chilevisión, en el barrio de Bellavista, por parte de un grupo de estudiantes que no pudo ser desalojado por Carabineros.

La represión fue cuestionada por la oposición de centroizquierda y organismos de derechos humanos, y parece alimentar la estrepitosa caída en la popularidad del presidente Piñera, que recoge apenas un 26 por ciento de apoyo, la cifra más baja para un mandatario desde la restauración de la democracia.

"El escenario se pareció mucho al estado de sitio en dictadura", denunció la líder universitaria Camila Vallejo. También el vocero del gobierno, el ministro Andrés Chadwick, justificó el operativo, en el que, aseguró, "la policía ha actuado conforme a la ley y cumplió con su responsabilidad".

El operativo, basado en un decreto emitido por el dictador Augusto Pinochet para disolver protestas en su contra, fue resistido por la oposición, mayoría en la Cámara Alta. El senador socialista Fulvio Rossi, tras denunciar represiones a menores de edad, anticipó que la oposición bloqueará todas las iniciativas legislativas del gobierno.

El escalamiento del conflicto, que pareció distenderse a comienzos de semana con el inicio de negociaciones, indujo a varios líderes del alumnado a llamar a un endurecimiento de las posiciones, aún cuando, formalmente, los estudiantes iban a responder la última propuesta que el Ejecutivo dio a conocer el lunes por la noche.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias