Mundo - Mutis sobre la soberanía

"Argentina y Gran Bretaña deben abrir el diálogo", pidió EE. UU.

El país del norte, reconoce la administración de las islas Malvinas por parte de Gran Bretaña, pero eludió posicionarse en cuanto a su soberanía.
viernes, 20 de enero de 2012 · 00:00
Por medio de un comunicado de prensa, el Departamento de Estado de los Estados Unidos instó a que Argentina y Gran Bretaña "resuelvan sus diferencias mediante el diálogo a través de los canales diplomáticos", en el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas.

En referencia a este tema, las autoridades norteamericanas aseguraron: "Este es un tema bilateral que necesita ser solucionado directamente por los gobiernos de Argentina y de Gran Bretaña", indicó la agencia AFP. 

Además, en el texto, el país del norte sostiene: "Reconocemos de facto la administración de la islas por parte de Gran Bretaña, pero no tomamos posición con respecto a la soberanía".

El llamado al diálogo de Estados Unidos se da tras las desafortunadas declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, quien acusó, insólitamente, a Argentina de querer hacer "colonialismo" al reclamar su derecho soberano sobre las Islas Malvinas.


La escalada en el conflicto. Londres y Buenos Aires se encuentran inmersos en un nuevo pico de tensión a pocas semanas del 30 aniversario de la guerra entre ambos por la posesión de las islas, que Argentina reclama como suyas.

En apoyo a nuestra nación,  los países miembros de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y sus asociados (Venezuela, Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador), acordaron en diciembre impedir el ingreso de buques con pabellón de Malvinas en sus puertos.

Esto desató la irritación de Londres, que ha rechazado hasta ahora cualquier diálogo e insiste en el derecho de autodeterminación de los isleños, quienes también repudiaron la acción de los países sudamericanos. 

Nuestro país insiste en un diálogo con Gran Bretaña, mientras le pide que renuncie a ejercicios militares y a la explotación de recursos naturales en las islas. Gran Bretaña ocupa las islas desde 1833.