Mundo

Argentina en aprietos: Repsol le cancela el suministro de gas natural licuado

Enarsa tenía un contrato con la petrolera española para recibir 10 barcos este año. Nuestro país depende de estas importaciones para satisfacer entre 20 y 30 % del consumo doméstico de gas natural.
viernes, 18 de mayo de 2012 · 00:00
Otra represalia llega desde España. En base a un documento al que Reuters tuvo acceso el viernes, la petrolera  Repsol canceló su contrato de suministro de gas natural licuado (GNL) por barco con Argentina, lo que obligará al país a salir con urgencia a comprar cargamentos más caros para evitar el desabastecimiento.

Entre los argumentos, Repsol acusó a la petrolera estatal argentina Enarsa, encargada de las importaciones del combustible, de incumplir con el contrato de suministro de GNL al pedir una renegociación de precios y la modificación del calendario del suministro.

Cabe destacar que Enarsa tenía un contrato con Repsol para recibir 10 barcos este año. Argentina depende de las importaciones de GNL para satisfacer entre el 20 y el 30 por ciento del consumo doméstico de gas natural.

La petrolera española agregó que la expropiación este mes de su participación del 51% en la petrolera local YPF muestra que el país "no tiene intenciones" de respetar el contrato de suministro.

Enarsa aún no ha podido asegurarse los 80 cargamentos que necesita este año para completar la cobertura de la demanda doméstica de gas natural debido a los altos precios que los proveedores exigen a la Argentina. Antes de la cancelación de Repsol, Enarsa tenía comprometidos alrededor de 50 barcos.

El gobierno argentino expropió un 51% de YPF tras acusar a Repsol de no invertir lo suficiente para evitar la caída de la producción de la petrolera y de mantener una agresiva política de dividendos.

Repsol negó las acusaciones y presentó el martes una demanda en una corte de Nueva York para obtener una compensación de u$s10.000 millones por la participación expropiada.

La suspensión de la venta obligaría a Argentina a comprar GNL más caro para compensar el faltante, poniendo presión sobre el superávit comercial del país. Las importaciones energéticas argentinas se dispararon el año pasado a casi 10.000 millones de dólares.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias