MUNDO

Recibió un tiro de gracia y salió con vida. Impactante historia e imagen

Conocé la conmovedora historia de vida de Wenceslao Moguel Herrera.
lunes, 10 de noviembre de 2014 · 00:00
ESPECIAL.- Esta impactante historia te sorprenderá, Wenceslao Moguel Herrera es un hombre con la cara totalmente desfigurada y que carecía de la mandíbula, teniendo la barbilla hundida. Se le consideró el único ser humano conocido que había sido fusilado y recibido ocho balazos, le habían pegado el tiro de gracia en la nuca y a pesar de ello salió con vida

En 1937, Robert L. Ripley, conocido como el Rey de las curiosidades y lo asombroso, llevaba a su exitoso programa radiofónico de la NBC “Ripley's Believe It or Not!” (Aunque usted no lo crea). Tras colocarse frente al micrófono y ser presentado por Ripley comenzó a relatar la sorprendente historia que protagonizó dos décadas atrás, cuando todavía era un joven adolescente.

El relato se remonta a la época más convulsa de la Revolución mexicana. Wenceslao, originario de Halachó, en la península de Yucatan se había alistado para luchar en las tropas rebeldes contra las fuerzas federales.

A Wenceslao le tocó estar frente al pelotón de fusilamiento en la última tanda. Tras la orden de disparar, su cuerpo recibió el impacto de ocho balas y una vez abatido en el suelo llegó el ‘tiro de gracia’; el disparo que habitualmente se le da a los ejecutados para asegurar que no quedan con vida.

Pero el joven, a pesar de las nueve heridas de bala no murió, tan solo quedó desmayado y fue apelotonado junto al resto de cadáveres, creyendo que él era otro más de los fallecidos. (Especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias