Descubrí quién fue Henri de Toulouse Lautrec, homenajeado hoy por Google

Un recorrido por la historia de este reconocido artista del siglo XIX. Video.
lunes, 24 de noviembre de 2014 · 00:00
Especial.- El doodle de Google de este lunes 24/11 está dedicado a Henri de Toulouse Lautrec, que para muchos es desconocido pero fue un destacado pintor que tiene el mérito de ser recordado por haber retratado a la perfección el ambiente bohemio francés del siglo XIX.

Lautrec era enano, pero no nació enano. Sufrió una desafortunada caída de un caballo cuando era un niño en la que se fracturó los dos fémures y nunca se logró recuperar.

Henri de Toulouse Lautrec logró con su arte reflejar un panorama turbio y excéntrico por igual, del París más bohemio y extremo que ha existido, y se convirtió en el dibujante de las cabareteras, de los cafés-concierto, de las tabernas, los bebedores de absenta, de las busconas de Montmartre, los burdeles y las carpas de circo.

Pese a ser burgués, educado, Henri de Toulouse Lautrec eligió lo marginal de esa época. Pintaba caballos, bailarinas, retrató como nadie el mundo cabaretero, afiches, pintaba la oscuridad, pintaba los lupanares y las calles. Pintaba juguetes rotos, encajes, piernas abiertas; un mundo que hoy, un siglo después, 150 años después de su nacimiento, conocemos como si lo hubiésemos vivido gracias a genios como él.

Al hacerse famoso, Henri de Toulouse Lautrec, se hizo habitué de los conocidos cabarets Mirlinton y el Moulin Rouge, de los hipódromos, de los bailes de disfraces del Courrier Français. 

También Henri de Toulouse Lautrec se caracterizó por sus colaboraciones humorísticas en las revistas L’Escaramouche, Le Mirliton y Revue Blanche. Había bebido de los consejos de los profesores Bonnat y Cormon y montado ya su propio estudio en el corazón de Montmartre. Su producción superó todo calculo. Original, realista y lírica, le apuntó como uno de los pioneros expresionistas y lo convirtió en casi una leyenda.

Pero como todo genio, tenía su parte de locura y no fue comprendido en la época que vivió. Desvalorizadas y subestimadas, sus litografías, sus carteles y sus acuarelas tuvieron que hibernar durante años hasta que, en 1914, con una muestra en París, se produjo una justa reivindicación de triunfador.

Como todo creador, Henri de Toulouse Lautrec vivió poco y vertiginosamente. Murió a los 36 años tras sufrir una parálisis. En 1952, John Huston contó su historia en la película Moulin Rouge y hoy Google reivindica su nombre con un doodle que vale la pena observar.  (Redacción especial Minuto Neuquén)




Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias