Disolvió en ácido a 300 personas. Los detalles del horror

El aberrante hecho sucedió en México en el marco de la guerra contra el narcotráfico.
domingo, 24 de agosto de 2014 · 00:00
MÉXICO.-  El título provoca terror, y es tal cual la historia de este hombre que apresadó porque disolvió a 300 personas en ácido.

Al encontrar estos restos los investigadores, primero creyeron que se trataba de piedras pero en relidad eran restos de grasa humana, huesos y dientes de un número desconocido de personas que fueron disueltas en barriles con ácido, sosa y otras sustancias químicas.

El origen de las personas que habían desaparecido durante los primeros años de la guerra contra el narcotráfico en México, era de Tijuana, Baja California. Luego se conoció que sus restos fueron convertidos en una mezcla líquida depositada en aljibes, y tras varios años de búsqueda fueron encontraron por los familiares de las víctimas.

Si bien la mayor parte de los restos de cerca de 300 personas, están bajo tierra, a partir del año 2012 algunos de ellos se quedaron en la superficie después de las revisiones de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR). Desde entonces permanecen abandonados en una pequeña finca conocida como Ojo de Agua, en la zona oeste de esta ciudad fronteriza con Estados Unidos.

Quien fue el encargado de disolver en ácido a las 300 personas asesinadas previamente fue Santiago Meza López, un exalbañil que fue detenido en 2009 y que confesó de ser el autor del horror

Según su relato, con la ayuda otros dos jóvenes se encargaba disolver los cadáveres que le entregaba una banda vinculada con el Cartel de Sinaloa.

Gracias a su habilidad para deshacerse por completo de cuerpos humanos Meza López se ganó el apodo de El Pozolero. 

Otra terrible historia que relata el horror que se vive gracias a la invasión del narcotráfico en ese país y que está migrando a toda América Latina. (Redacción Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias