MUNDO

Una rata con espinas se convierte en la pesadilla de muchos

Una realidad que parece extraída de una historia de terror.
miércoles, 13 de mayo de 2015 · 00:00
ESPECIAL.- Las ratas pueden desarrollar espinas, una realidad que parece extraída de una historia de terror y experimentos genéticos que deja a muchos humanos temblando.

La especie Hoplomys gymnurus es originaria de América del Sur y puede lanzar sus espinas a los ojos al sentirse amenazada. Durante el primer mes de su vida, la rata acorazada parece una rata común y corriente, tiene la piel suave y en cierta forma se ven tiernas.

Esta especie es capaz de cuidar de sí misma, al paso de un mes cosas extrañas en su organismo comienzan a suceder. La suave piel comienza a hacerse rígida y no, no le crece cabello, le crecen filosas espinas.

Una mirada a su linaje muestra que esta especie está estrechamente relacionada con el puercoespín; sin embargo, es un roedor y se mete en todos los problemas que una rata común tiene. Son más activos durante la noche y pueden pesar hasta medio kilo. ¿Podrás volver a dormir tranquilo? (Especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias