Su mamá no lo deja ir a ningún cumpleaños y el motivo te partirá el corazón

Su mamá solo quería protegerlo, pero algo la hizo cambiar de opinión. Descubrí la maravillosa historia.
martes, 28 de julio de 2015 · 00:00
ESTADOS UNIDOS.- Timothy es un adorable niño que tiene los pies en el suelo. No lo tiene fácil en la vida, pues sufre autismo. La educación de Timothy tampoco es fácil para su madre, ya que hay muchas cosas que no son sencillas para este despierto niño. Por ejemplo, las fiestas de cumpleaños y el alboroto de los niños son normalmente demasiado para Timothy. Pero un día una carta muy especial llega al buzón de esta familia. Y esta carta lo cambia todo. Estas son las palabras de la madre de Timothy cuando lee la conmovedora nota:

Querida (super genial) mamá:

Ni tú me conoces ni yo a ti, pero mi hijo se sienta a veces junto al tuyo en el colegio.

Timothy sufre un grave trastorno de espectro autista. Es un niño de 7 años al que le encanta jugar y quiere a todo el mundo. Necesita mucho apoyo extra en el colegio y a veces se comporta como si no le importara lo que pasa a su alrededor. 

Quiere amigos pero a veces no sabe cómo hacerlos.

Quiere jugar pero a veces no sabe cómo pedirlo.

Quiere que los otros niños lo incluyan en sus juegos pero no sabe cómo hacerlo.

Nosotros, los padres de niños con necesidades especiales, somos muy conscientes de cómo sufren nuestros hijos cuando los dejan aislados en alguna situación social.

Partidos de fútbol, quedadas para jugar, fiestas de pijamas y ¡las temidas fiestas de cumpleaños!

Sinceramente te digo que mi hijo no ha asistido a ninguna. Hemos recibido muchísimas invitaciones estos años pero la mayoría de ellas de niños que invitan a toda la clase. No me interpretes mal: se lo agradezco mucho.

Sin embargo, me pregunto qué pasaría si trajera a Timothy. Cada vez que interrumpe las conversaciones, que tiene una rabieta… para mí sería horrible quitarle el protagonismo al niño del cumpleaños. Así que declinamos educadamente todas las invitaciones: todas y cada una de ellas.

Hasta que tu invitación llegó a nuestro buzón con una nota especial, que decía:

“Carter se sienta junto a Timothy todos los días en clase y siempre está hablando de él. Espero que Timothy pueda venir de verdad. Vamos a alquilar un castillo hinchable al que podemos unir un tobogán hinchable en la parte inferior. Además, tendremos globos y pistolas de agua. Quizás Timothy pueda venir más temprano si para él es demasiado con toda la clase. Dime cómo lo podemos hacer para que venga“.


En esa nota escribiste exactamente lo que necesitaba escuchar ese día y yo ni lo sabía.

Gracias a tu hijo, el mío se siente incluido.

Gracias a tu hijo, el mío se siente querido.

Y gracias a tu hijo, a Timothy lo escuchan.

Y quiero que sepas que gracias a ti puedo sobrellevar un día más.

Gracias a ti puedo sobrellevar otra cita médica.

Gracias a ti puedo soportar más miradas y preguntas de otras personas.

Gracias a ti tengo esperanza en el futuro de Timothy.

Solo quería que supieras que estás haciendo un trabajo fantástico con tu hijo.

Y que esta madre que está aquí va a responder a esta invitación con un: ¡puedes estar segura de que sí!

Con cariño,
La (muy agradecida) madre de Timothy

Estas letras muestran cuánto puede significar un poco de empatía para algunas personas. La madre de Timothy está muchas veces al límite, pero esta cariñosa carta trajo un poco de luz a la oscuridad de sus días. Si esta increíble muestra de amabilidad y cariño también te ha dejado impresionado, comparte esta carta con todos tus conocidos. Los niños como Timothy necesitan toda la ayuda que podamos darles. (Redacción Minuto Neuquén) 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias