Brasil: Cuál es la acusación que pesa sobre Dilma Rousseff

La mandataria fue suspendida esta madrugada y aguarda el juicio político.
jueves, 12 de mayo de 2016 · 00:00
BRASIL.- Brasil está convulsionado por varias acusaciones de todo tipo contra los políticos de ese país por corrupción, sobornos, ocultar cuentas bancarias en el exterior, y una muy grave que es planear la fuga del país de un preso en un avión particular.

En medio de esa pesada realidad, ahora se suma la suspención por 180 días y el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, cuyo proceso comenzó el 12 de mayo y finalizó esta madrugada con la votación el la cámara de Senadores. Como consecuencia Michel Temer es el nuevo presidente interino.
 
La votación de Diputados –en la que se decidió trasladar la acusación al Senado, donde finalmente este jueves se aceptó adelantar el juicio político a Rousseff– se dio después de que una comisión especial de la Cámara le diera luz verde al proceso por considerar que hay indicios de que la presidenta cometió crímenes "de responsabilidad".
Pero la principal acusación que podría costarle el cargo a Rousseff no es exactamente por el dantesco escándalo de sobornos en Petrobras, que salpica a su gobierno y a la clase política brasileña en general.
 
Tampoco se basa en los señalamientos de que la campaña de reelección presidencial en 2014 recibió dinero desviado de la petrolera estatal y de grandes obras públicas, como se ha reportado que admitieron exejecutivos de la constructora Andrade Gutierrez ante los fiscales.
 
La acusación central contra Rousseff en el Congreso es que violó normas fiscales, maquillando el déficit presupuestario. Y ha causado una gran fisura en Brasil, separando a quienes creen que sería justo destituir a la presidenta por algo así de quienes sostienen que sería una injusticia o hasta un golpe de Estado.
 
La tensión que genera este tema fue evidente en el voto de la comisión, con fuertes acusaciones entre los diputados, gritos y desorden a la hora de la votación. Y también es visible en la valla que se instaló frente al parlamento para separar a los partidarios de la presidenta Rousseff de aquellos que exigen su salida.
 
"Lo que está en juego no es sólo una cuestión legal, sino de estrategia política de los actores involucrados", dijo Carlos Pereira, politólogo de la Fundación Getulio Vargas, una universidad brasileña de élite, en declaraciones a BBC Mundo

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias