INDIGNANTE

Tiene síndrome de Down y la echaron porque molestaba su presencia

Los organizadores de un evento aseguraron que perturbaba al resto de los asistentes.
lunes, 19 de febrero de 2018 · 13:30

ESPAÑA.- Julia Leal, una mujer de 49 años, fue expulsada de una charla comercial en un hotel en Barcelona por tener síndrome de down, ya que "molestaba su presencia". Así lo denunciaron sus hermanas, quienes estaban junto a ella e, indignadas por la situación, decidieron hacerla pública.

Las tres mujeres habían acudido al evento organizado por una empresa de salud en la ciudad española. Según su versión, un empleado las invitó a abandonar el acto alegando las molestias que pudiera ocasionar Julia a causa de su discapacidad. Ellas abandonaron la sala y su decisión fue secundada por otros asistentes, quienes se solidarizaron con ellas, según publican varios medios locales.

"Fuimos a buscar una silla y nos la negó y dijo que allí no podía estar. Incluso sugirió que dejáramos a Julia afuera y que nosotros presenciemos la charla. Intentamos dialogar con él, pero no había manera y entonces nos fuimos y también se salió más gente del acto", contó una de las hermanas de la mujer discriminada.

La empresa en cuestión vende productos como ionizadores de agua, mesoterapia o presoterapia en eventos comerciales a los que convoca por invitación y en los que promete un valioso regalo "solo por asistir", como en este caso, que se trataba de un smartphone.

¿Qué dijo la empresa?

Por su parte, el abogado de la empresa rechazó la versión de las hermanas y aseguró que "en ningún momento se le dijo nada a la mujer con síndrome de down". Incluso sostuvo que una de las hermanas fue invitada a la charla comercial, "a la que podía acudir con un acompañante" y que ellas se enojaron porque no quisieron darles un smartphone a cada una sino "que se daba uno por pareja, como afirmaba la invitación".

El caso trascendió las fronteras y la noticia se viralizó en las redes sociales. El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (Cermi CLM) lamentó y condenó los hechos denunciados. "Desde el Cermi CLM rechazamos de plano estos hechos, gravemente discriminatorios, que constituyen una violación de los más elementales derechos que asisten a toda persona. El Cermi CLM exige a la Justicia, a través de la Fiscalía, a la que se ha dado cuenta de lo sucedido, y a la Administración regional, que actúen al respecto para primero comprobar con celeridad los hechos denunciados y si se confirman se sancione a esta empresa para que sucesos como este no vuelvan a producirse", comunicó la entidad mediante un informe oficial. 

Otras Noticias