Horror en Venezuela

Mató a un hombre, se lo comió y pintó un lienzo con su sangre

El caso tiene un ribete espeluznante: el homicida dice haber actuado por encargo de la propia víctima.
viernes, 06 de abril de 2018 · 11:13

 VENEZUELA.- Fuerzas policiales venezolanas detuvieron este jueves a un hombre que reconoció haber asesinado a otro, haberse comido parte del cadáver de su víctima y haber pintado con la sangre del muerto.  

El antropófago confeso se llama Luis Alfredo González Hernández y fue aprehendido en la ciudad de Barlovento, en el Estado de Miranda, situada a dos horas de Caracas.  Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela apodaron al joven homicida como el “artista antropófago” porque había utilizado sangre y cenizas del propietario de una finca, que estuvo desaparecido durante días, para pintar en un lienzo.

Mirá además: Soñaba con ser médica y murió acuchillada por tres menores González Hernández declaró ante las autoridades que él había matado, descuartizado y comido gran parte del cuerpo del dueño de la finca. Y completó este espeluznante relato con un terrorífico ribete: habría hecho todo eso por encargo de la propia víctima que, según explicó el homicida, lo contrató para que ejecutara sobre él un extraño “servicio funerario” que consistía en darle muerte, comerse parte de su cuerpo y con su sangre y cenizas hacer pinturas en lienzo. Así lo explicó Douglas Rico, director del CICPC, a través de su cuenta de Instagram. 

En la finca en que se habrían llevado a cabo los macabros hechos se hallaron documentos de otras personas, ajenas al lugar, y las fuerzas de seguridad están verificando si alguna de ellas está reportada como desaparecida. Allí también se encontraron obras de arte a las que se les realizarán pericias.  

Leer también: Conmoción por un doble crimen en Viedma

El "comegente"  

En 1999, un caso de canibalismo acaparó la atención mediática en Venezuela después de que las autoridades aprehendieran a José Dorangel Vargas, un antropófago conocido como el "comegente".  Se estima --señala la agencia de noticias EFE-- que ese homicida fue responsable de al menos 40 asesinatos. Vargas fue sentenciado a 30 años de cárcel, pena que cumple en la actualidad en el Estado de Táchira (oeste venezolano, fronterizo con Colombia).

Otras Noticias