Horror en Holanda

Once bebés muertos: Les dieron Viagra

Tras un ensayo liderado por un equipo de médicos en Holanda, decidieron administrar el fármaco con el objetivo de mejorar la circulación sanguínea. El método falló por completo.
miércoles, 25 de julio de 2018 · 09:06

HOLANDA.- Un ensayo clínico en Holanda terminó de la peor manera: 11 bebés muertos.

Once recién nacidos murieron en Holanda, tras un ensayo clínico liderado por un equipo de médicos, que decidió administrar viagra a más de 90 mujeres embarazadas, cuyos bebés tenían problemas de desarrollo, producto de una deficiente circulación sanguínea en la placenta.

Mirá además: La peor revelación sobre el cigarrillo electrónico

El objetivo del tratamiento era aumentar el crecimiento de los niños, por eso se buscó aprovechar las características del viagra, como vasodilatador, para mejorar la circulación de la sangre en la placenta y así obtener un mejor desarrollo.Sin embargo, nada concluyó como se esperaba.

El estudio se produjo en 10 hospitales de los Países Bajos e involucró a 183 mujeres, pero 93 recibieron la droga como parte de un ensayo, dirigido por el Centro Médico de la Universidad de Amsterdam. 

Concluyó la semana pasada cuando un comité independiente que supervisaba la investigación descubrió que nacían más bebés de lo esperado con problemas pulmonares. A raíz de esto, diecisiete bebés desarrollaron problemas pulmonares y otros once murieron.

Leer también: El "remedio" casero contra el cáncer del que todos hablan

Actualmente, entre 10 y 15 mujeres continúan a la espera de averiguar si su hijo se vio o no afectado por el medicamento, porque temen que la droga haya provocado una presión arterial alta en los pulmones, lo que hace que los bebés reciban muy poco oxígeno.

La investigación comenzó en 2015 y debía continuar hasta 2020, con la participación de 350 pacientes. Por su parte, el hospital en el que se realizó el estudio publicó un informe, donde se afirmó que "un análisis provisional mostró que el sildenafil puede ser perjudicial para el bebé después del nacimiento".

De esta manera, "la posibilidad de una enfermedad de los vasos sanguíneos de los pulmones parece ser mayor y la probabilidad de muerte después del nacimiento parece haber aumentado".

"Los investigadores no encontraron ningún efecto positivo para los niños en otros resultados. Todos los efectos adversos ocurrieron después del nacimiento. En base a estos hallazgos, el estudio se detuvo de inmediato", continuó el comunicado.

En una entrevista con un diario holandés, el líder de la investigación, el ginecólogo Wessel Ganzevoort, declaró: "Queríamos mostrar que esta es una forma efectiva de promover el crecimiento del bebé. Pero sucedió lo contrario. Estoy impactado. Lo último que uno quiere es dañar a los pacientes".

Otras Noticias