UN MUERTO

Extreman cuidados por una "bacteria asesina" en el mar de Uruguay

El hombre se lastimó con un junco cuando iba a ingresar al mar y contrajo la bacteria.
miércoles, 09 de enero de 2019 · 12:19

URUGUAY.- Una bacteria llamada Vibrio Vulnificus, conocida coloquialmente como “bacteria de la playa”, infectó a un hombre de 50 años que en consecuencia falleció.

El sitio local Subrayado informó que el hecho ocurrió en Jaureguiberry, en el departamento de Canelones, en Uruguay.

El hombre se lastimó con un junco cuando iba a ingresar al mar. Luego de unas horas comenzó a sentir mal hasta que se descompensó y no fue posible reanimarlo.

Cabe aclarar que existen muchos casos de infecciones por bacterias pero solo llevan a la muerte cuando la persona infectada padece otra afección previa en su salud que lo expone y le baja las defensas.

El infectólogo Eduardo Savio explicó a ese medio que las personas con heridas en la piel no ingresen al agua de la playa para prevenir infecciones.

Desde el Estado Uruguayo, el Ministerio de Salud Pública emitió un comunicado:

“El Ministerio de Salud Publica comunica a la población, que se notificó el fallecimiento de un paciente mayor de 50 años a causa de una infección por la bacteria Vibrio vulnificus. Se recuerda que se trata de un evento infrecuente, pero se registran alrededor de 10 notificaciones anuales.

Un alto porcentaje de casos a nivel mundial se asocian al consumo de frutos del mar poco cocidos o crudos. La infección puede adquirirse también al ingresar al mar con heridas abiertas, especialmente en personas añosas, portadoras de enfermedades que afectan el sistema inmune.

Se trata de una infección que puede ser grave y en algunos casos mortal, por lo que se recomienda evitar el consumo de productos del mar poco cocidos o crudos (así como su manipulación sin medidas de protección) y de igual modo, evitar el ingreso al mar con heridas o cortes en la piel.

Esta enfermedad inicia entre tres a siete días después de la exposición, y generalmente causa fiebre, escalofríos, dolor, edema y enrojecimiento de la piel (usualmente en lesiones o heridas previas), pudiendo presentar lesiones bullosas con contenido serohemático (celulitis dolorosa de rápida progresión) y evolucionar en algunos casos a una fascitis necrotizante y cuadros más graves con shock séptico”.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias