Estados Unidos: La nación cherokee reclama su lugar en el Congreso

En 1835 el presidente de Estados Unidos firmó un acuerdo con representantes de la nación cherokee.
martes, 29 de octubre de 2019 · 21:13

En 1835, el para entonces presidente de Estados Unidos, Andrew Jackson firmó un tratado con representantes de la nación cherokee, concediéndoles un miembro en la Cámara de Representantes. El tratado nunca se cumplió. Por el contrario fue él quien los mandó al destierro a  lo que se conoce como el Sendero de Lágrimas, donde en un largo camino de 1.300 kilómetros, fallecieron en el transcurso de siete meses más de 4.000 indígenas de los 10.000 que comenzaron el éxodo.

Hoy, Kim Teehee, mujer cherokee de 51 años, como sus antepasados sigue aguardando pacientemente. Fue el jefe del pueblo cherokee, Chuck Hoskin, quien nombró para ese puesto a Teehee.

La militancia de décadas que han desarrollado los nativos americanos hace probable que Teehee sea representante de su pueblo en el Congreso de Estados Unidos, pero su presencia abre el espacio para el debate si ese derecho será exclusivo para los cherokee.

La nación cherokee habita actualmente el territorio de Oklahoma y está compuesta por aproximadamente 380.000 personas. Tienen su propia forma de gobierno, eligen a sus representantes, pero dependen del presupuesto que aprueba Washington. Por eso la importancia de tener a Teehee en el Congreso, porque les permitiría tener la voz para presentar sus proyectos de ley.

Quedan las idas y venidas de la burocracia de Washington, pero los cherokee tienen el don de la paciencia ejercitado durante los últimos 200 años.