Venezuela vive una dolarización 'de facto'

Cada vez un número mayor de empresas ofrecen remuneraciones o bonos complementarios en dólares.
martes, 29 de octubre de 2019 · 19:54

En Venezuela el pago de consultas médicas y odontológicas privadas, la compra de electrodomésticos, adquisición de inmuebles y vehículos, y hasta las facturas de un restaurante o de los centros educativos se realizan cotidianamente en moneda estadounidense “de acuerdo a la tasa oficial del día” que en realidad es superior a la publicada por el Banco Central del país.  

La inestabilidad económica y la hiperinflación están acelerando bruscamente un proceso de dolarización en el país caribeño. El salario mínimo en la Venezuela gobernada por Nicolás Maduro alcanza los 7,5 dólares al mes, uno de los más bajos de América, que suma además según los cálculos más conservadores, una tasa de inflación que hasta lo que va de 2019 alcanza el 1.500 %.

Aunque contrario a las normas constitucionales del país sudamericano, el ejecutivo tolera el dólar como segunda moneda de cambio. Venezuela tiene una administración, quebrada y a la vez sancionada internacionalmente, que al necesitar divisas y recursos, a falta de una conducción económica antiinflacionaria, se ha visto obligada a desregular las transacciones cambiarias y reducir los aranceles.

Cada vez un número mayor de empresas grandes y medianas instaladas en la nación bolivariana ofrecen remuneraciones o bonos complementarios en dólares para poder mantener a los trabajadores en sus puestos de labores.

La consultora Ecoanalítica indica que para la población de Venezuela la utilización del dólar frente al bolívar constituye un recurso natural para defenderse de la hiperinflación, proteger el patrimonio y simplificar las operaciones económicas.