Ecuador: se levanta paro de transporte, pero continúa estado de excepción

El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, insistió en que la derogatoria del subsidio es inamovible.
sábado, 5 de octubre de 2019 · 16:34

Este viernes a las 18:40 horas los sindicatos del transporte levantaron la huelga general que protagonizaron durante dos días consecutivos en Ecuador. Durante una rueda de prensa en Quito anunciaron que “analizando la situación caótica en la que se encuentra el país y habiendo cumplido con dar a conocer nuestro desacuerdo al Gobierno frente al Decreto 883 hoy se termina la medida de hecho. Los gremios del transporte no se responsabilizan por los actos vandálicos que se han suscitado en estos días”.

La derogación del subsidio a los combustibles que decidió el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y que beneficiaba a toda la población del país andino, se encuentra dentro de un paquete de medidas que el gobierno ecuatoriano pretende aplicar en el contexto del ajuste económico en concordancia con las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El levantamiento de la protesta de los transportistas se produjo luego de que la Policía detuvo a dirigentes de ese gremio por el delito de paralización de servicio público. Durante la intervención con los medios de comunicación, Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), pidió la liberación de sus compañeros y señaló que queda en manos del Gobierno el alza en las tarifas de transporte interprovincial y provincial, con la que pretenden paliar la suspensión de los precios subsidiados de los combustibles.

En un comunicado oficial la Alcaldía de Quito advirtió a los gremios del transporte que de no levantarse efectivamente la protesta se iniciarán “procesos administrativos sancionadores de suspensión o revocatoria” de los contratos y permisos de operación otorgados por el Distrito Metropolitano.

Desde que empezaron las protestas en el país andino se registran al menos 350 personas detenidas, además de duros enfrentamientos entre los cuerpos policiales y la población. Aunque el tono de las manifestaciones en las calles parece haber ido cediendo, en cambio han aumentado las críticas políticas contra el mandatario Lenín Moreno, quien ha insistido en que la derogatoria del subsidio es inamovible.