Por qué hay que tener cuidado cuando los niños juegan Fortnite

Relacionan al famoso videojuego con las masacres ocurridas en San Pablo y en Nueva Zelanda.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 13:08

La masacre ocurrida en un colegio de San Pablo esta semana, y la última ocurrida en Nueva Zelanda el día de ayer, cuando su autor asesinó a más de 40 personas y filmó lo ocurrido con una cámara GoPro, hizo recordar a las imágenes del juego de moda Fortnite

Este videojuego se encuentra en auge entre los jóvenes y los más pequeños también, en su versión para consolas y para computadoras.

Especialistas opinaron sobre la relación del entretenimiento y la realidad. Consultado por el portal Cadena 3, el pediatra Enrique Orschanski aseguró que “ningún juego fomenta la violencia”. “No puedo negar que estos juegos cansan y los hacen dormir mal, pero no podría vincular de ninguna manera una cosa con la otra”, dijo.

Además, destacó que los menores “tienen capacidad para diferenciar lo que es un juego con la realidad y por eso son los más horrorizados” ante estos episodios.

Por otro lado, la psicopedagoga Liliana González, remarcó en contacto con el mismo medio, que “la conducta humana tiene una serie de factores que arrancan desde la vida misma o antes, de acuerdo a donde llegue ese niño, a qué familia pertenezca y cuál es su experiencia de vida”.

“El problema es cuando a la violencia se le suma violencia y a la soledad también. Puede ser peligroso pero no causa efecto”, afirmó.

"Aumentan la violencia, pero tiene que haber habido una base de violencia, soledad, desamor, desamparo para que un chico por un juego se transforme en asesino", opinó Liliana González.

Los dos especialistas se unieron en afirmar que los adultos no deben dejar solos a los niños frente a estos juegos, más bien deben acompañarlos, ya que dejarlos en soledad es equivalente a lanzarlos a cruzar una avenida llena de gente que maneja sin precauciones, cruza en rojo los semáforos, no frena. Por eso, asegura Orschanski que hay que acompañarlos.

González, a su vez remarcó que son los padres quienes compran esos juegos a los menores, y por eso aseguró que "debemos ser más responsables acerca de lo que le compramos y con lo que juegan a los chicos hay que acompañarlos en sus juegos también”.

“Creo que el concepto de los juegos terribles no está bueno, pero se instaló y llegó. Ahora hay que ver qué mirada tienen con su hijo y si eso es a lo único que juega”, finalizó la especialista.

Otras Noticias