Fingió tener varicela para no ir al colegio, y todo terminó muy mal

La pequeña quiso hacer una broma y le salió mal.
viernes, 5 de abril de 2019 · 14:53

Una pequeña de seis años llamada Lily Schooley, oriunda de Inglaterra protagonizó un evento insólito. La pequeña ideó un plan para salvarse de una evaluación de ortografía.

Para ello se pintó manchas rojas con un marcador permanente y simuló tener varicela para no ir al colegio.

El diario The Sun publicó que los padres estallaron de risa por la picardía de la niña, que no tomó la precaución de disimular, ya que antes de aparecer toda pintada le había pedido a su mamá Charlotte Schooley que le preste el marcador.

Con el fin de darle un escarmiento, sus padres le siguieron la corriente con la broma y le dijeron que tenían que llevarla de urgencia al médico para que le de una inyección.

"La casa siempre está llena de risas con Lily. Ella es muy ingeniosa", dijo su madre a ese diario. "Mi marido y yo estábamos llorando de risa, tratando de no decir lo que sabíamos".

Lily decidió confesar que todo era una mentira, con el fin de que no le dieran la inyección, pero cuando fue al baño a sacarse las manchas, no pudo hacerlo con ningún producto ya que se las había hecho con un marcador permanente. Para su desgracia al día siguiente tuvo que concurrir al colegio con las manchas rojas en su piel y explicarle a todos lo que había ocurrido.

"Tuvimos que enviarla con una carta para decir que las marcas no eran contagiosas o reales y que no podíamos borrarlas. Usamos gel de baño, jabón, agua caliente, aceite de bebé, toallitas con alcohol. Creo que fue la laca para el cabello la que las eliminó después de cuatro días", finalizó su mamá.

Más de

Otras Noticias