Los cinco tesoros de Irán que están en riesgo por las amenazas de Trump

La Unesco reconoce 24 bienes del país persa.
viernes, 10 de enero de 2020 · 17:09

Aunque después se retractó, durante una alocución pública, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó al gobierno de Irán con atacar 52 sitios de ese país, incluidos algunos con valor histórico y cultural. Tras sus declaraciones, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) le recordó a los gobiernos tanto de EE.UU. como de Irán los convenios internacionales que regulan la preservación del patrimonio cultural y natural de la Humanidad, incluso en casos de conflictos armados.

Irán, cuna de la cultura persa, tiene según la Unesco, 24 bienes registrados como Patrimonio de la Humanidad, entre los cuales se encuentran la ciudad de Persépolis y el Palacio de Golestán. Hacemos un recuento de cinco de esos lugares de la República Islámica que tienen un alto significado para la historia humana sobre la Tierra, por lo que fueron declarados como Patrimonio Cultural por la Unesco.

Se estima que la ciudad de Pasargadas, fundada por Ciro II el grande en el siglo VI A. C. y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2004,  es precisamente el origen del imperio persa y fue la primera capital de la dinastía de los aqueménidas. La Unesco señala que “sus palacios y jardines, así como el mausoleo de Ciro, no solo constituyen una muestra excepcional de la primera fase del arte y la arquitectura aqueménida, sino también un testimonio ejemplar de la civilización persa".

La Unesco incluyó a Persépolis en su lista de patrimonio en 1979 y de acuerdo a la organización la riqueza arquitectónica, urbanística y tecnológica de esta antigua urbe la convierten en un testimonio invaluable para la civilización más antigua. Su construcción comenzó en el año 518 por Darío el Grande. Mientras, que el Palacio de Golestán representa un testimonio único porque tiene la que es considerada la representación artística más completa de la dinastía Kayar entre 1785 y 1925. Es importante destacar, que se lo considera un símbolo de la modernización de Irán y del impacto occidental en su arte.

El Jardín Persa es un testimonio de la diversidad en el diseño de los jardines persas. Su técnica de construcción se remonta al siglo VI. Contiene edificios, pabellones, murallas y sistemas de irrigación tan sofisticados que sus métodos se expandieron a través del mundo y a lugares tan distantes como India o España, y por eso desde 2011 representa para la Unesco parte de la historia humana sobe el planeta.

A lo largo de 12 siglos, desde el año 841, la Mezquita del Viernes de Isfahán es testigo de la historia arquitectónica de este tipo de edificios. Es un complejo de más de 20.000 metros cuadrados, con cúpulas abovedadas y se trata de la mezquita congregacional del viernes más antigua de Irán. Fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad en 2012.

En definitiva, Irán tiene magníficos bienes culturales que reflejan el paso de las sociedades por esos territorios, contando parte del devenir de la humanidad sobre la Tierra, por su “valor universal excepcional” pertenecen al patrimonio común de la humanidad, de allí la importancia de preservarlos para el futuro porque con en esos sitios vibran las voces humanas que vivieron antes que nosotros. 

Otras Noticias