Australia: Francotiradores exterminarán 10.000 camellos salvajes

Entre 2009 y 2013 fueron sacrificados 160.000 dromedarios.
miércoles, 8 de enero de 2020 · 17:41

Azotados por la sequía, autoridades aborígenes de Australia Meridional, ordenaron por primera vez una eliminación masiva de camellos salvajes. La acción que será realizada, a partir de este miércoles, por francotiradores profesionales tendrá como fin terminar con la vida de hasta 10.000 dromedarios.

La matanza de los camellos se debe a que los animales desesperados por la sed, se dirigen a comunidades de Australia del Sur, uno de los seis estados que conforman la Mancomunidad de Australia, causando estragos en su búsqueda de agua.

En las comunidades de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara de esa región que fue una provincia británica de libre colonización, se encuentran miles de camellos que siembran caos, provocando "daños significativos en la infraestructura". Un portavoz del Departamento de Medioambiente y Agua de Australia Meridional señaló que los animales ponen en peligro a la población local, y por eso se tomó la decisión del exterminio de los animales.

Otro de los argumentos esgrimidos para el operativo de aniquilación de los dromedarios que comienza este miércoles, es que los animales muertos contaminan importantes fuentes de agua y sitios culturales.

El director general de un grupo de especialistas en agricultura del carbono RegenCo, Tim Moore, apuntó que "un millón de camellos salvajes emitiendo el equivalente a una tonelada de CO2 al año son lo mismo que tener 400.000 coches adicionales en las carreteras", por lo que acabar con la vida de diez mil ejemplares de dromedarios salvajes aliviará el problema.

Se estima que Australia es el país con mayor número de camellos salvajes en el mundo. Actualmente existen más de 1,2 millones de camellos, que se encuentran especialmente en el centro del país pero van migrando debido a las condiciones climáticas hacia zonas agrícolas en busca de comida y agua para escapar de la sequía. Esta no es la primera ocasión en que se decide un operación de sacrificios masivos de camellos en el país.

Los camellos aparecieron en Australia alrededor del año 1840, cuando los trajeron desde el extranjero, y desde entonces su población no ha parado de incrementarse. Esta no es la primera vez que se realiza un plan para reducir su número, entre 2009 y 2013 se mataron alrededor de 160.000 ejemplares.

Otras Noticias