Más allá del fútbol, el otro Diego: amigo de líderes mundiales

La faceta política del astro.
jueves, 26 de noviembre de 2020 · 11:42

Diego Maradona supo cultivar una profunda amistad con importantes líderes de la izquierda latinoamericana. Quizás su lazo más emblemático fue con el líder revolucionario cubano, Fidel Castro, pero no fue el único.

El vínculo con Castro comenzó en 1987, cuando ya convertido en “Dios”, Diego viajó a la isla caribeña luego de haber sido elegido por los periodistas del país como “el mejor del año”. Allí se encontró con el líder cubano. 

Pero no fue hasta que eligió Cuba como lugar de recuperación de sus adicciones que esa amistad verdaderamente se estrechó. Maradona llegó a calificar a Fidel como su “segundo padre” y siempre recordó con afecto su tiempo pasado en la isla.

Yo viví cuatro años en Cuba y Fidel me llamaba a las dos de la mañana para hablar de política o de deporte.

Hugo Chávez, el fallecido expresidente venezolano, fue otro de los que forjó una amistad entrañable con “el 10”. Maradona siempre se calificó a sí mismo como “chavista” y, en 2005, juntos plantaron cara al exmandatario estadounidense George Bush, en Mar del Plata.

El recuerdo más lindo del mundo es cuando (Chávez) me agarró la mano en Mar del Plata, y me dijo: 'Tú te quedas a mi lado'.

Fuente: teleSURtv.

El astro también fue cercano con el expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien apoyó cuando fue encarcelado en 2018: “¡Lula, querido, el Diego está contigo!”, había exclamado. Cuando Lula fue puesto en libertad, declaró: “Hoy se hizo justicia”.

Asimismo, fue amigo del expresidente boliviano Evo Morales. Tanto es así que, en 2008, llegó a jugar un partido amistoso con el exmandatario en La Paz para apoyar al país andino, puesto que la FIFA quería impedir allí los partidos al tratarse de un terreno a 3.600 metros de altura.

Otras Noticias