Demandarán a Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas cuando anunció su positivo de coronavirus

El presidente brasileño no respetó la distancia con los reporteros.
miércoles, 8 de julio de 2020 · 12:01

La Asociación Brasileña de Prensa (ABP) demandará al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ante la Corte Suprema. Lo acusan de poner en riesgo la vida de los periodistas que participaron de la rueda de prensa en el que el mandatario anunció que había dado positivo en el test de coronavirus. 

En medio de su alocución frente a las cámaras, el líder ultraderechista no respetó la distancia para la seguridad de los periodistas -tenían sus micrófonos muy cerca de la boca del mandatario, quien estaba utilizando un tapabocas.

"A pesar de saber que estaba infectado con la Covid-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas", señaló el presidente de la ABP, Paulo Jerónimo de Sousa. 

El representante de la organización alega que el jefe de Estado rompió el aislamiento recomendado por los médicos y que recibió a periodistas de medios de comunicación que considera afines para informarles personalmente que estaba infectado.

Casi al final de su comparecencia, el mandatario brasileño caminó unos pasos hacia atrás, alejándose de los reporteros, y se quitó el tapabocas para terminar su anuncio y, según, dijo, para mostrarles que él se encontraba muy bien. 

Para la APB, el accionar de Bolsonaro infringió el artículo 131 del Código Penal, que sanciona "practicar, con el fin de transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado" o "un acto capaz de producir el contagio", así como también afirman que infringió el artículo 132 al “exponer la vida o la salud de otros a un peligro directo inminente”.

El presidente brasileño vetó hoy 14 artículos de una ley cuyo objetivo es combatir la propacación del coronavirus en los territorios indígenas de Brasil. La legislación, aprobada por el Congreso, obligaba al Gobierno, entre otras cosas, a garantizar el acceso al agua potable y la distribución gratuita de materiales de higiene en las aldeas.

Bolsonaro justificó estos vetos en que dichas medidas creaban gastos obligatorios para el gobierno y no demostraban cuál sería su impacto presupuestario y financiero. La ley ahora debe volver al Parlamento, quien decidirá si acata o no los vetos del mandatario.

Otras Noticias