Los 3 argumentos que contradicen las teorías de los “antitapabocas”

Los movimientos contrarios a su uso crecen en todo el mundo.
lunes, 7 de septiembre de 2020 · 10:02

Los movimientos contrarios a la implementación de medidas para frenar el avance del nuevo coronavirus están creciendo en todo el mundo. Una de las reticencias más fuertes de estos grupos es a usar tapabocas

Los argumentos para descalificar el uso de mascarillas como recurso para frenar al virus son variados, pero no tienen validez científica. Aquí las falsas teorías y los argumentos de la ciencia.

Una de las teorías de los “antitapabocas” es que el barbijo causa un déficit de oxígeno. Sin embargo, esto no ocurre: pasa oxígeno por el tapabocas. Sí puede generar incomodidad y quizás sensación de ahogo, pero es psicológico.

El barbijo no es un circuito cerrado, casi todo el aire que se exhala, se escapa, según dijo a AFP Shane Shapera, director del programa de enfermedades pulmonares del hospital público de Toronto. 

Otro de los argumentos sin validez científica es que los tapabocas son “caldos de cultivo de bacterias y hongos”. Si se usa como es recomendado, es imposible que se desarrollen hongos, explicó Françoise Dromer, médico experto en el tema.

En cuanto a las bacterias, es normal que las personas tengan bacterias en la boca y en la nariz pueden quedar en el tapabocas. No obstante, el peligro de éstas es mínimo puesto que ya las tenemos normalmente en nuestra boca.

En tercer lugar, los movimientos “antimascarilla” aseguran la ineficiencia de este recurso puesto que, como los virus son más pequeños que el entramado de la tela, podrían pasar de todos modos. Esto es totalmente falso.

El tamaño del virus no importa, sino que lo que importa es el tamaño de las gotas que contienen al virus. Los tapabocas funcionan en este sentido, explicó el doctor experto en inmunología microbiana de Texas A&M University, Julian Leibowitz.

Otras Noticias