El insólito pedido de Jacob Chansley, el “vikingo” del asalto al Capitolio, a Donald Trump

Está detenido desde el sábado.
viernes, 15 de enero de 2021 · 09:47

El rostro de Jacob Chansley (también conocido como Jake Angeli o QShaman) es uno de los más reconocibles después del asalto al Capitolio de Estados Unidos incitado por el presidente Donald Trump.

El abogado del hombre que llamó la atención por su escasa vestimenta, pintura en la cara y un sombrero con cuernos, argumentó que Chansley había viajado de Arizona a la capital porque el mandatario así lo había pedido.

“Mi cliente había escuchado las palabras del presidente Trump, repetidas con frecuencia", señaló el abogado del "vikingo". "Se supone que las palabras y la invitación de un presidente significan algo”, agregó.

El sábado, tres días después del ataque a la sede del Congreso (no condenada al principio por el jefe de Estado), Chansley se entregó a las autoridades en la sede del FBI en Phoenix, estado de Arizona.

Fuente: (DW)

Sin embargo, como el comportamiento había sido, hasta el momento, pacífico, la defensa pidió el perdón presidencial de Trump. "Sería apropiado y honorable que el presidente indultara al señor Chansley”.

Por lo pronto, el partidario del presidente saliente está acusado de delitos federales menores: haber ingresado y permanecido en el Congreso sin autorización legal, además de haber irrumpido “alterando el orden público”.

No obstante, un nuevo documento judicial indica que los fiscales creen que la turba que asaltó el edificio buscaba “capturar y quitar la vida a funcionarios electos”, entre ellos, Chansley. 

Toman como prueba de ello, los dichos del propio “chamán” y el hecho de que dejó una nota para el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en el estrado, que decía: “Es solo cuestión de tiempo, la justicia está llegando”. 

Otras Noticias