España

La nueva lengua de lava del volcán de La Palma obliga a evacuar a otros cientos de personas

La erupción volcánica en la isla de La Palma ya lleva más de tres semanas de incesante actividad.
martes, 12 de octubre de 2021 · 14:19

Más de 800 personas fueron obligadas a evacuar en el municipio de Los Llanos de Ariadne, en la isla española de La Palma, a causa del avance de una nueva lengua de lava. Hasta hoy, son alrededor de 6 mil los habitantes que debieron abandonar sus hogares.

Esta nueva lengua de magma (colada, como la llaman en España) avanza a paso lento pero firme por La Palma desde que surgió el sábado pasado. "Esta es la que nos preocupa porque se mueve a zonas que no estaban evacuadas", afirmó Miguel Ángel Morcuende, director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias, que sigue la evolución de la situación en la isla.

No obstante, la evacuación ordenada esta mañana no tiene urgencia, puesto que la lava avanza entre 10 y 15 kilómetros por hora. Pero en algún momento se llevará por delante estas zonas residenciales como ya lo hace con el parque industrial de La Palma.

Fuente: (Libertad Digital).

Las personas que tienen movilidad reducida y que tuvieron que ser evacuadas fueron trasladadas al cuartel El Fuerte, mientras que el resto van a ser recibidas en el hotel del pueblo Fuencaliente.

La altura de la columna de cenizas alcanza los 3.500 metros y hasta el momento el volcán emitió 1.848 toneladas diarias de dióxido de carbono y 21.868 de dióxido de azufre.

 

La actividad no cesa

La erupción volcánica continúa tan activa como hace más de tres semanas, así como también la actividad sísmica. Actualmente, además de la lengua de lava ya mencionada, hay otras dos que surgen del volcán.

Una de ellas, la primera que golpeó a la isla, se ramificó en tres y uno de sus dedos cae sobre el mar, algo que provocó una isla baja que hizo ampliar la línea de costa de La Palma.

La segunda lengua de lava es la más potente y se lleva la mayor parte del flujo de magma. No obstante, a pesar de que atraviesa sin piedad edificaciones y plantaciones, no causa preocupación en tanto que avanza sobre zonas que ya habían sido evacuadas.

Fuente: (Instituto Geológico y Minero de España).

Otras Noticias