Ecuador

Alerta en Ecuador: el Gobierno declaró el estado de excepción por deterioro en la seguridad

Las cifras señalan que los homicidios se dispararon en Ecuador en lo que va del 2021
martes, 19 de octubre de 2021 · 08:46

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, declaró el estado de excepción en todo el territorio nacional. Esto quiere decir que la Policía será apoyada por el Ejército para combatir la delincuencia asociada con el tráfico de estupefacientes.

El mandatario del país andino tomó esta decisión debido a la “gran conmoción interna” que vive Ecuador por el aumento de los homicidios en el último año. En este contexto, las Fuerzas Armadas y policiales “se sentirán con fuerza en las calles” para realizar controles de armas, inspecciones y patrullajes “las 24 horas del día”.

Habrá presencia militar en las provincias de Guayas, Manabí, Esmeraldas, Pichincha, El Oro, Santa Elena, Los Ríos, Santo Domingo de Tsáchilas y Sucumbíos.

Según el decreto, los militares deberán actuar en coordinación con la Policía y siempre bajo los “principios de excepcionalidad, necesidad, proporcionalidad y humanidad”, así como también con apego a las normas del “uso progresivo de la fuerza”.

El estado de excepción comenzó inmediatamente después de que Lasso firmara el decreto y estará vigente por 60 días. Pero eso no fue lo único que el jefe de Estado de Ecuador anunció: se blindará a las fuerzas.

Según Lasso, quien es investigado por su presencia en los Pandora Papers, el objetivo es “restablecer la conviven pacífica y el orden público”.

La otra parte del decreto indica que se creará la Unidad de Defensa Legal de la Fuerza Pública. Esta entidad “se dedicará exclusivamente a la protección de todos aquellos miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas que sean demandados por simplemente cumplir con su deber”, señaló Lasso en su mensaje a la nación.

“La ley debe intimidar al delincuente, no a la Policía”, disparó el mandatario de derecha. En este sentido, además, se indultará a todos aquellos oficiales que hayan sido “injustamente condenados”.

 

Deterioro en la seguridad

El decreto tiene lugar en un momento en que los medios de comunicación de Ecuador informan a diario sobre una ola de crímenes violentos en el país. Los números ratifican esta situación. Entre enero y octubre de 2020, se registraron casi 1.900 homicidios, cuando en todo 2020 no llegaron a 1.400.

Sobre todo, se subraya el deterioro en la seguridad de la rica y costera ciudad de Guayaquil (capital de la provincia de Guayas). Según el Gobierno, más del 70 % de estos delitos están relacionados con el tráfico de estupefacientes. Por ello, Lasso aseveró: “En las calles del Ecuador hay un solo enemigo, el narcotráfico”. En consecuencia, el presidente ecuatoriano quiere devolver calma al país, puesto que, indicó, “sin seguridad no hay desarrollo”.

Otras Noticias