A días de la COP26, revelaron más datos fatales que ratifican el oscuro panorama climático

En menos de una semana, los ojos de todo el mundo estarán atentos a las negociaciones de la COP26.
lunes, 25 de octubre de 2021 · 10:27

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) que depende de Naciones Unidas informó que, pese a la pandemia, el año pasado se alcanzó un nuevo récord de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Además, indicó que la situación en la Amazonia es crítica, a seis días de que comience la Conferencia COP26 sobre el clima.

"La abundancia de gases de efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera volvió a alcanzar un nuevo récord el año pasado, y la tasa de aumento anual registrada fue superior a la media del período 2011-2020", señala el informe de la OMM. Esta nueva advertencia pone más presión sobre los líderes mundiales que se reunirán en la COP26 para concretar los pasos a seguir para frenar la crisis climática. La conferencia tendrá lugar en Glasgow, Escocia, del 31 de octubre al 12 de noviembre.

En la COP26 se reunirán líderes y delegaciones de unos 200 países.

"El Boletín de la OMM sobre los gases de efecto invernadero manda un mensaje científico contundente a los negociadores en materia de cambio climático", señaló Petteri Taalas, el secretario general de la OMM en un mensaje de cara a la COP26.

El boletín publicado hoy sostiene que la desaceleración económica mundial provocada por la pandemia de coronavirus “no tuvo ningún efecto evidente en los niveles atmosféricos de los gases de efecto invernadero ni en sus tasas de aumento, aunque sí se produjo un descenso transitorio de las nuevas emisiones”.

La concentración de dióxido de carbono fue de 413 partes por millón en 2020, cuando en 2019 fue de 410.

Según explicaron los científicos, los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono (CO2), son gases de larga vida. Por ello, si las emisiones no se detienen, la temperatura mundial continuará en ascenso. Esto quiere decir que “el nivel de temperatura observado actualmente persistirá durante varias décadas, aunque las emisiones se reduzcan rápidamente hasta alcanzar el nivel de cero neto”.

"Si continuamos utilizando los recursos fósiles de manera ilimitada, podríamos alcanzar un calentamiento de unos 4 grados de aquí a finales del siglo", alertó Taalas. "Tenemos que replantearnos nuestros sistemas industriales, energéticos y de transporte, todo nuestro modo de vida", agregó y aseguró que los cambios son viables, por lo que no hay tiempo que perder.

Un aumento de 4 grados llegaría si se duplican las emisiones; es el escenario más catastrófico de los pronosticados.

 

La Amazonia y los océanos

Por otro lado, la OMM advirtió que existe evidencia que indica que la parte este de la Amazonia está en transición: en lugar de absorber CO2 (como antaño), comenzó a emitir este gas. “Es alarmante y está vinculado a la deforestación en la región”, explicó Taalas.

El aumento de la temperatura mundial no solo producirá sequías e incendios, sino también fenómenos climáticos extremos y graves consecuencias socioeconómicas.

La corteza terrestre y los océanos también son grandes amortiguadores del efecto invernadero, pero el informe indica que su capacidad absorbente puede disminuir en el futuro por las sequías, los incendios forestales y el deshielo de los polos. Con este oscuro panorama, los líderes mundiales reunidos en la COP26 deberán trazar los pasos a seguir para evitar que los peores pronósticos se cumplan.

Otras Noticias