Vaticano

"Es el momento de la vergüenza": la crítica del papa Francisco tras el demoledor informe de Francia

El papa Francisco se refirió a la revelación de cientos de miles de casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia francesa.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 09:24

El papa Francisco afirmó sentir vergüenza y tristeza por el informe independiente publicado ayer en Francia que concluyó que desde 1950 hubo al menos 330 mil casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia católica de ese país.

"Deseo expresar a las víctimas mi tristeza y mi dolor por los traumas sufridos”, afirmó el papa Francisco. “También mi vergüenza, nuestra vergüenza, por la incapacidad de la Iglesia durante mucho tiempo para ponerlos en el centro de sus preocupaciones", agregó el líder religioso durante su audiencia general.

"Rezo y rezamos todos juntos. Tuya es la gloria, Señor, y nuestra la vergüenza. Es el momento de la vergüenza", repitió el papa Francisco. Frente a este nuevo escándalo que atraviesa la Iglesia católica, instó a "a los obispos, a los fieles, superiores y religiosos a continuar todos los esfuerzos para que dramas parecidos no se repitan".

Por otro lado, llamó a los católicos de Francia a "asumir sus responsabilidades para que la Iglesia sea una casa segura para todos", al tiempo que apoyó a los religiosos del país galo para que puedan superar esta prueba, que, aunque sea dura, “hará bien”.

Fuente: (El Mundo)

 

El informe

Ayer, una comisión independiente presentó el informe final de una investigación que llevó más de tres años y que analizó entrevistas y documentación. Gracias a la pesquisa se develaron 330 mil casos de abusos y agresión sexual a menores en el seno de la Iglesia católica desde 1950 hasta 2020.

De ese total, 216 mil fueron cometidos por clérigos, mientras que los responsables del resto fueron laicos que trabajan dentro de la institución. El 80 % de los casos reportados corresponde a niños varones de entre 10 y 13 años.

Fuente: (France 24)

 

Antecedentes

Los primeros escándalos de pederastia perpetrados por clérigos de la Iglesia católica estallaron hace más de 35 años. Sin embargo, la institución sostenidamente buscó taparlos o desentenderse.

El papa Francisco no estuvo exento de esta tradición, como en 2018, cuando viajó a Chile y puso en duda las denuncias contra el sacerdote Fernando Karadima, acusado y condenado por abusos sexuales.

No obstante, el líder religioso reconoció su error: envió una misión especial para aclarar lo ocurrido y escuchó a las propias víctimas en el Vaticano. Luego, convocó a la sede de la Iglesia a todos los obispos chilenos, quienes personalmente presentaron sus renuncias.

Desde entonces, el Sumo Pontífice hizo de la lucha contra la pederastia y su encubrimiento una prioridad de su pontificado. En junio de este año, por ejemplo, dio a conocer una reforma del Código de Derecho Canónico, donde se introdujo un artículo que contempla estos crímenes cometidos por sacerdotes. Allí se estipula un endurecimiento de las penas, una indemnización a las víctimas y una ampliación de los períodos de prescripción. Este entrará en vigor en diciembre de este año.

Otras Noticias