Myanmar: el Ejército elimina derechos fundamentales

La Junta Militar suspendió artículos que protegían a los ciudadanos de las detenciones indebidas.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 09:30

El Ejército de Myanmar, la antigua Birmania, eliminó derechos fundamentales para poder seguir adelante contra la represión y forzar el repliegue de los ciudadanos que se manifiestan en las calles en contra del golpe del pasado 1 de febrero y de la detención de la premio nobel de la paz y ganadora de las elecciones birmanas, Aung San Suu Kyi.

Fuente: (El País)

El 1 de febrero de este año, cuando se iba a celebrar la primera sesión del Parlamento, el Ejército hizo circular un comunicado en el que anunciaba que los Poderes Legislativo, Administrativo y Judicial de la Nación de Myanmar se transferían al comandante en jefe del Ejército. Ese día, detuvieron a San Suu Kyi, que había ganado, junto al partido Liga Nacional de la Democracia (LND), las elecciones celebradas el año pasado. Esta victoria suponía que la facción apoyada por los militares quedara fuera del poder, perjudicando así los intereses de los marciales, que decidieron entonces llevar adelante una feroz campaña contra la líder birmana y su formación. Los militares alegaron que los comicios habían sido fraudulentos, pero nunca pudieron demostrar aquello. Como vieron que la campaña de desprestigio no funcionaba y el segundo mandato de la Liga iba a comenzar de todos modos, se hicieron con el poder mediante la fuerza.

Pero los ciudadanos no toleraron que su país retroceda una década, así que decidieron salir a las calles a defender la transición democrática que se estaba llevando a cabo luego de tantos años bajo mandatos antidemocráticos. Frente a esto, la Junta Militar de Myanmar suspendió los artículos 5, 7 y 8 de la Ley de Protección de la Seguridad y la Privacidad de los Ciudadanos, según la cual los agentes de las fuerzas deben tener una orden judicial para poder detener y retener durante más de 24 horas a alguien, según informó el medio castrense True News Unit y recogió DW en español. De tal forma, los miembros de la Policía y del Ejército no necesitarán órdenes ni para detener a los ciudadanos ni para realizar registros. Tampoco necesitarán permisos para interrumpir las comunicaciones de los habitantes y pedir sus datos a las operadoras de Internet.

La intervención de la Junta en las comunicaciones de Myanmar no es algo nuevo. En principio, los militares suspendieron la red social Facebook, con el objetivo de disolver los grupos que organizaban protestas. Como no fue suficiente directamente bloquearon el Internet en todo el país.

Desde que los militares tomaron el poder, al menos 384 personas han sido detenidas, entre ellas Saan Suu Kyi. Del total de las personas privadas de su libertad, solo 24 fueron absueltas, según el último informe de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP). "Creo que debo contribuir incluso con mi vida para oponerme a este golpe militar y a esta dictadura", sentenció la activista Tayzar San al programa Newsday de la BBC.

Otras Noticias