Alerta en Myanmar: una nueva jornada de protestas podría terminar en represión

La ONU insta a la junta militar a detener la violencia contra los manifestantes.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 15:50

A esta hora, una multitudinaria manifestación se está llevando a cabo en varias ciudades de Myanmar, país del sudeste asiático, pero las dos conglomeraciones más grandes se reportan en Yangon, la región más grande y más habitada de toda la nación, y respectivamente en la segunda más extensa del territorio birmano en Mandalay, capital de Naypyitaw. Cientos de miles de personas han salido a las calles para exigir la liberación de la mandataria, Aung San Suu Kyi, quien permanece detenida por orden de una junta militar que la derrocó hace ya 17 días.

 Fuente: (Rusia Today)

Desde el pasado primero de febrero, miles de birmanos se han sumado a las colosales protestas y la desobediencia civil que mantiene paralizado el país, con la única intención de imponer presión sobre los insurrectos que decidieron ponerle fin a un Gobierno cívico que por varios años ha liderado esta política y abogada birmana del partido más reconocido, la Liga Nacional para la Democracia de Myanmar. Las principales calles del país han sido cerradas por manifestantes que también exigen la liberación de decenas de líderes políticos que han sido detenidos arbitrariamente por las Fuerzas Armadas. 

Las movilizaciones de este miércoles se llevan a cabo en medio del reforzamiento militar en todas las avenidas del país asiático y ante el temor de las Naciones Unidas (ONU) de un inminente recrudecimiento de la violencia por parte de los efectivos de seguridad nacional. Y es que hace apenas un día, un miembro de la ONU emitió un comunicado oficial donde alertó a todo la comunidad internacional sobre este despliegue de soldados sin precedentes, dado que las protestas, hasta ahora, han sido pacíficas. 

Tom Andrews, relator del organismo, utilizó la plataforma Twitter expresar “su profunda preocupación por el accionar militar en Myanmar contra el pueblo civil indefenso, ya que la continua movilización de soldados como medida intimidatoria para los manifestantes, podrían desatar un espiral de violencia que, más temprano que tarde, desencadenaría ha que se ejecuten procedimientos inadecuados que transgredan los derechos de los civiles y a que se cometan crímenes aún mayores contra la población birmana”, puntualizó el comunicado.

Más de

Otras Noticias