Estados Unidos revierte las políticas de Trump sobre las sanciones contra Irán

Washington podría retomar las conversaciones con la República Islámica.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 08:58

Las relaciones políticas entre los Estados Unidos e Irán podrían empezar a encaminarse rumbo a la normalización y esto se debe a una decisión del Gobierno norteamericano de revertir las políticas agresivas de la antigua administración estadounidense. Este jueves, Washington ha cancelado de manera oficial la restauración de las sanciones interpuestas por Donald Trump frente a la plenaria del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) contra la República islámica, por la presunta transgresión del acuerdo nuclear del 2015.

Fuente: (Rusia Today)

En una misiva, el presidente norteamericano, Joe Biden, ha solicitado al organismo de seguridad mundial “la anulación de las últimas tres peticiones que el exmandatario estadounidense reingresó ante el hemiciclo de finales del 2019, y dos veces en el 2020”, en el cual la Casa Blanca acusa a Teherán de incumplir el tratado internacional (pactado con las principales potencias del mundo) que ha sido destinado a frenar el programa nuclear iraní. “Las tres medidas de penalidad que Trump interpuso contra el país de Oriente Medio deberán permanecer como terminadas”, puntualizó el comunicado emitido por el Gobierno de Estados Unidos

Washington listo para retomar las conversaciones con Irán

Como se tenía previsto, el Ejecutivo norteamericano ha expresado su disposición a establecer una nueva jornada de diálogos con el Gobierno de Hasán Rohaní en la búsqueda de “un camino diplomático, basado en la paz, el respeto mutuo y la convivencia sana entre ambas potencias mundiales”. Además, la iniciativa del presidente de EE. UU. podría abrirle paso a la nación para volver a ingresar al acuerdo nuclear del 2015, el cual Donald Trump abandonó en el 2018, por la negativa del Consejo de la ONU de reafirmar las sanciones. Biden ha solicitado a la Unión Europea organizar una nueva reunión para evaluar su regreso al comité. 

Convulsión desde el partido Republicano

Rápidamente, el primer paso de Estados Unidos para aliviar las tensiones con Irán ha generado polémica dentro de las filas políticas del país norteamericano. El Partido Republicano, del cual Trump continúa siendo abanderado, ha rechazado categóricamente que se restablezcan las conversaciones diplomáticas con la región islámica. Para la bancada republicana, "el apoyo de Biden al acuerdo nuclear podría alentar a que Teherán continúe accionando ilegalmente con su arsenal atómico y podría estar patrocinando el extremismo iraní". Esta acusación ha sido descalificada por el partido Demócrata estadounidense, al tiempo que ha generado gran polémica dentro del Senado de los Estados Unidos. 

Antecedentes históricos del tratado nuclear

En el año 2015, las principales potencias económicas del mundo pertenecientes al Grupo de los 5+1 (Reino Unido, Francia, Alemania, China, Rusia, Estado Unidos e Irán) firmaron un tratado internacional para limitar y reducir el programa atómico iraní a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales sobre la República islámica. Sin embargo, en el 2018, el entonces presidente Trump interpuso ante el Consejo de Seguridad de la ONU que se impusieran nuevas sanciones contra el país de Oriente Medio por su presunto incumplimiento. Ante la negativa del organismo, la nación norteamericana se retiró del Plan de Acción Integral Conjunto o JCPOA y, desde entonces, el gobernante estadounidense ha firmado decenas de órdenes ejecutivas con sanciones unilaterales contra el Estado iraní. 

En el 2020, los miembros del Consejo de Seguridad votaron por unanimidad estar en contra del accionar de Estados Unidos y reiterando su disposición de levantar las sanciones contra el Gobierno de Irán, penalizaciones que le han costado al país árabe cientos de miles de millones de dólares y la estabilidad económica de toda la región.

Otras Noticias