Myanmar: Estados Unidos considera que es “un golpe de Estado”

Este martes, el Consejo de Seguridad de la ONU analizará la situación del país asiático.
martes, 2 de febrero de 2021 · 15:34

El Departamento de Estado de Estados Unidos consideró que la toma del poder por parte de los militares en Myanmar, nombre oficial de la antigua Birmania, es un "golpe de Estado". En ese sentido, una portavoz estadounidense señaló a la prensa que la Administración de Joe Biden congelará parte de la asistencia que brindaba a las autoridades birmanas, aunque continuará ayudando a la población.

Fuente: (El País)

Recapitulemos

Myanmar es la antigua Birmania. Así la llamaron en 1989 los militares que gobernaban desde el golpe de Estado de 1988. El país asiático soportó casi 50 años de gobiernos liderados por regímenes militares opresivos. Recién en 2011, hace 10 años, el país inició la transición a la democracia. En 2015, Aung San Suu Kyi (ganadora del Premio Nobel de la Paz) y su partido, la Liga Nacional de la Democracia (LND), ganó las elecciones y desde entonces lideraba el país. El año pasado la LND ganó los comicios con más del 80% de los votos, pero la oposición, respaldada por los militares, comenzó una campaña de desprestigio con denuncias de fraude electoral, aunque nunca presentaron pruebas de aquello.

Myanmar tiene un bastión militar muy poderoso. De hecho, antes de esta toma de poder, los marciales ya controlaban los Ministerios de Interior, Defensa y Fronteras, por lo que enfrentarse a ellos no era algo fácil. Este lunes 1 de febrero, cuando se iba a celebrar la primera sesión del Parlamento, el país se despertó con un comunicado del Ejército que indicaba: “Los Poderes Legislativo, Administrativo y Judicial de la Nación se transfieren al comandante en jefe”. Además, detuvieron a San Suu Kyi, de quien aún no se sabe el paradero.

El general Min Aung Hlaing, comandante en jefe, destituyó junto con el Ejército a 24 ministros y formó un nuevo gabinete con 11 funcionarios. En las calles de Myanmar la sensación es de tensión. Desde la noche de ayer rige un toque de queda y los soldados patrullan las calles de la principal ciudad, Rangún.

En ese contexto, el presidente demócrata Joe Biden pidió a la comunidad internacional “unirse con una sola voz para presionar al Ejército birmano” y lograr “que ceda el poder que ha tomado, liberando a los activistas y funcionarios que tiene detenidos”. Advirtió que, así como levantó las sanciones cuando Myanmar comenzó su vida democrática, podría volver a imponerlas, hecho que se confirmó esta mañana.

“Después de haber revisado los hechos y las circunstancias, hemos concluido que Aung San Suu Kyi, la líder del partido en el poder, y Win Myint, el debidamente elegido presidente birmano, fueron depuestos en un golpe militar el 1 de febrero", sentenció una alta funcionaria del Departamento de Estado estadounidense. Este martes, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se reunirán para analizar la situación.

Otras Noticias