Migrantes venezolanos en Trinidad y Tobago serán vacunados contra el coronavirus

El Gobierno garantizará que toda su población cuente con los antídotos.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 18:08

Como parte de los esfuerzo de Trinidad y Tobago para minimizar la incidencia del coronavirus en la región, el Gobierno nacional ha informado que toda la comunidad de migrantes que reside en el país caribeño podrá contar con su respectiva dosis de la vacuna contra el virus cuando las autoridades sanitarias dispongan de los fármacos suficientes. Esto incluye a toda la comunidad de venezolanos que hacen vida en la nación. 

Así lo anunció el premier trinitense, Keith Rowley, mientras sostuvo una reunión virtual con el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus. En la conversación entre ambos líderes, se dio a conocer que el Gobierno de Trinidad no piensa dejar por fuera de la campaña a los residentes extranjeros en el país, porque para poder erradicar de raíz la pandemia se necesita inmunizar a todas las personas, independientemente de la nacionalidad de estos. Para Rowley, “el COVID 19 es un enemigo invisible que no distingue entre religiones, credos ni grupos políticos”

“El éxito de la isla del Caribe en la contención del virus se debe al gran esfuerzo de las autoridades sanitarias por velar, garantizar y cuidar a todos sus habitantes, rastreando posibles casos sospechosos y brindándole a los enfermos la mejor atención médica posible”, destacó el primer ministro de Trinidad y Tobago. En declaraciones para una medio de comunicación local, Keith Rowley aseguró que “gracias al seguimiento y acompañamiento de los funcionarios sanitarios, el país no ha experimentado altas cifras infecciosas desde el inicio de la pandemia, lo que le ha permitido blindar y reforzar todo el sistema de salud nacional”. 

Cuando se le interrogó sobre la comunidad migrante en el país, Rowley sostuvo que “la prioridad es eliminar al virus, por lo tanto todos y cada uno de los ciudadanos vacunables serán inmunizados adecuadamente cuando les corresponda, sean inmigrantes o no”. La intención del Gobierno trinitense es que toda la población sea tratada de manera igualitaria y de forma adecuada para hacer valer el derecho universal a la salud. Trinidad espera lograr inyectar al grueso de su población antes del 2022, para que no sufran innecesariamente las consecuencias del virus y no se transformen en una amenaza para el resto de los ciudadanos sanos en el país. 


Según el último censo poblacional en Trinidad y Tobago, el país latinoamericano cuenta con más de 1,4 millones de habitantes, de los cuales casi 60 mil son extranjeros. Citando al portal Datos Macro, al menos el 12,52% de estos migrantes son venezolanos. Por su parte, un 17,86 y 14,58% representan a personas provenientes de Guyana y Granada, respectivamente. Para el Gobierno caribeño, asumir la llegada de la diáspora venezolana no ha sido una tarea fácil y mucho menos en tiempos de pandemia. Y es que, en los últimos meses, todas las islas del Caribe, como Aruba y Curazao, han empezado a recibir contingentes de venezolanos en condiciones de extrema precariedad. Incluso, en el 2020, decenas de personas arriesgaron sus vidas para emprender la odisea marítima de cruzar las cálidas aguas del mar Caribe en embarcaciones poco aptas para viajes de larga distancia y, al llegar al suelo costero, las autoridades los devolvieron al mar sin dejarlos entrar. Este acontecimiento causó gran revuelo en todo el mundo y expuso las políticas migratorias de Trinidad, al tiempo que evidenció la tragedia humanitaria que está atravesando Venezuela.

Otras Noticias