Disturbios en España por quinta noche consecutiva: exigen la liberación de Pablo Hasel

Barcelona se ha transformado en el epicentro de la violencia.
domingo, 21 de febrero de 2021 · 09:29

La jornada de protestas a favor de la liberación del cantante de música urbana Pablo Hasel ya suma su quinto día consecutivo en España y no muestra señales de terminar pronto. Las manifestaciones nocturnas que iniciaron el pasado 16 de febrero han dejado decenas de detenidos en todo el país, al tiempo que han congregado a cientos de personas desde diferentes ciudades españolas como Madrid, Valencia y Barcelona. Esta última fue declarada como el epicentro de todo el caos nacional desatado por los seguidores del artista. 

Fuente: (El País)

Las multitudes presentes en las protestas varían en número de asistentes dependiendo de la ciudad donde se desarrollen. Por ejemplo, las del domingo congregaron a más de 6.000 personas solo en la ciudad de Barcelona, mientras que en Valencia alcanzaron escasamente los 1.000 asistentes, según el reporte de los Mossos d'Esquadra en su perfil de Twitter. Pero las manifestaciones de esta noche fueron especialmente violentas, al punto de que el Gobierno de España las ha catalogado de actos vandálicos tras los importantes disturbios y destrozos que se han registrado. En Cataluña, los manifestantes generaron caos en el centro de la ciudad y obstaculizaron las calles con barricadas, incendiando cauchos de vehículos, contenedores de basura y todo tipo de mobiliario urbano. 

Los grupos violentos han destruido más de una docena de tiendas departamentales: Hugo Boss, Versace, Nike, Desigual, Diesel, Tous, entre otras. Han saqueados los locales comerciales y han devastado varios edificios patrimonio del Estado. La Policía de España detuvo solo en Barcelona a unas 34 personas, mientras que en otras ciudades del país europeo como Pamplona y Granada se han registrado 12 detenciones en total. Un grupo de personas se enfrentaron a los efectivos del orden público, a quienes arrojaron piedras y botellas, y unos 6 uniformados resultaron heridos. 

Por su parte, en Madrid, capital española, fue una noche de manifestaciones bastante tranquila a diferencia de días anteriores. Los cuerpos especiales antidisturbios de España se mantuvieron desplegados en un operativo de seguridad a los alrededores de la concentración, pero no se reportaron incidentes. Pasadas las horas, las personas empezaron a despejar las calles y los 300 agentes de la Policía Nacional que vigilaron el operativo también se dispersaron. 

Otras Noticias