La ONU condena la violencia en Myanmar: 2 nuevos fallecidos en las protestas

Efectivos antidisturbios dispararon proyectiles reales contra una multitud.
domingo, 21 de febrero de 2021 · 10:35

La comunidad internacional se ha pronunciado en contra de los actos violentos que han estremecido a los habitantes de Myanmar este fin de semana. En la segunda ciudad más grande del país, Mandalay, al menos 2 personas perdieron la vida mientras participaban en las manifestaciones pacíficas en pos de la democracia, a manos de los efectivos de seguridad del Estado. La crisis política desatada en esta región asiática mantiene en vilo a las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos de todo el mundo como las Naciones Unidas (ONU) que enviaron un contundente mensaje a las autoridades que actualmente dirigen la nación. 


A través de su cuenta en Twitter, António Guterres, secretario general de la ONU, ha condenado categóricamente lo ocurrido este sábado en el país del sudeste asiático. Hace apenas unas horas, el responsable del organismo internacional tuiteó el siguiente mensaje: “Condenamos el uso indiscriminado de las fuerza contra los manifestantes pacíficos en Myanmar. Cualquier tipo de intimidación o acoso proveniente del Estado es inaceptable. Extendemos el llamado a todas las partes involucradas en el conflicto birmano a dialogar e instamos a que realicen elecciones para la instauración de un Gobierno civil”, finalizó el texto. 

Al llamado de la entidad se le han sumado otras voces de la comunidad internacional, como el comisionado para las relaciones diplomáticas de la Unión Europea, Josep Borrell, o Ned Price, el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos. Ambos funcionarios han rechazado de manera enérgica el accionar represivo de las Fuerzas Armadas de Myanmar contra la población civil, al tiempo que condenan, igual que las Naciones Unidas, el uso de la violencia como mecanismo represivo para mitigar las manifestaciones. “Todos los ciudadanos birmanos tienen derechos constitucionales intransgredibles que les permiten manifestarse pacíficamente. Sus vidas no pueden correr peligro por pensar y expresarse”, puntualizó Borrell. 

De igual forma, el portavoz de Estados Unidos ha mostrado su preocupación por los hechos violentos en las manifestaciones y cuestionó a los dirigentes militares de Myanmar sobre el acoso y las detenciones arbitrarias. “Apoyamos al pueblo birmano e instamos a la junta militar a detener el hostigamiento contra los manifestantes”, señaló Price. 

Crisis política en Myanmar y sus repercusiones en el país

Las protestas de este sábado en la ciudad de Mandalay forman parte de la jornada de desobediencia civil en Myanmar, en respuesta a un alzamiento militar que el pasado primero de febrero derrocó al Gobierno constitucional birmano y terminó con la presidenta en funciones detenida bajo prisión domiciliaria. Desde que iniciaron las manifestaciones, decenas de personas han resultado heridas y, con los 2 fallecimiento de este fin de semana, la cifra total de decesos aumenta a 3, con la joven estudiante de 20 años que perdió la vida el viernes. Las organizaciones civiles y  los trabajadores de todos los sectores económicos de Myanmar mantienen paralizado al país con una huelga indefinida en varios rubros.

Otras Noticias