Desastre ecológico en Israel: un derrame de crudo obliga a cerrar las playas

Las autoridades ecologistas están evaluando la magnitud del incidente.
lunes, 22 de febrero de 2021 · 11:43

La peor catástrofe medioambiental que ha registrado la República de Israel tiene fecha actual. Este lunes, la comunidad ecologista de todo el mundo se ha consternado ante el colosal desastre que se vive en las aguas del mar Mediterráneo. En todo el puerto costero de la nación hebrea se han derramado cantidades absurdas de crudo y combustible que fácilmente podrían comprometer toda la fauna y flora marina del país de Oriente Medio. 

Por esta razón, desde el Gobierno de Israel se dio la orden de clausurar todas las playas hasta nuevo aviso o, por los menos, hasta que las autoridades logren retirar los restos del petróleo que han empezado a aparecer en las orillas mediterráneas. Los 160 kilómetros de litoral permanecerán cerrados mientras avanzan las investigaciones, que serán lideradas por el Ministerio Ambiental del país. 

Todo inició cuando un grupo de activistas y defensores de los ecosistemas empezaron a denunciar la presencia de grandes manchas de un material viscoso y oscuro sobre toda la región costera israelí. Al parecer, se trataba de petróleo y alquitrán. Precisamente, una ballena que falleció en las playas de Israel resultó intoxicada por este material nocivo para la vida marina. Se presume que hay cantidades industriales de crudo en el fondo del mar, por lo que grupos de buzos han iniciado el rastrillaje bajo el agua.

Por su parte, el Ministerio de Protección Ambiental ha detallado que si llegase a existir un derrame masivo en los arrecifes de coral del fondo marino la vida de los cientos de miles de especies que habitan bajo el agua corre peligro. Por lo tanto, es urgente iniciar con la limpieza profunda sin perder tiempo. También le advirtió al Gobierno de Israel que el desastre ecológico le costará al Estados cientos de millones de dólares, precisamente porque las labores de limpieza son extremas. 

Hasta el lugar llegó el primer ministro de la nación hebrea, Benjamin Netanyahu, quien estuvo colaborando con el voluntariado que lleva a cabo las tareas de remoción de crudo y recolección de muestras marinas. Antes que nada, el premier lamentó profundamente el desastre ecológico, al tiempo que agradeció a todos los presentes por sumarse a los trabajos. Además, le aseguró a la cartera de Protección Ambiental que contará con el presupuesto necesario para garantizar la recuperación de las playas de Israel

Otras Noticias