Huelga general en Myanmar: el país se paraliza contra la dictadura

Solo los servicios esenciales están prestando servicios.
lunes, 22 de febrero de 2021 · 16:02

Se cumplen 22 días desde el inicio de las movilizaciones pacíficas en Myanmar en rechazo al levantamiento militar que derrocó a la presidenta birmana, Aung San Suu Kyi, y provocó la peor crisis política registrada en las últimas décadas. Precisamente este lunes, se llevan a cabo dos importantes acontecimientos en el país asiático: la huelga general que ha involucrado a todos los sectores nacionales y la movilización más multitudinaria que se ha registrado desde el inicio de la desobediencia civil. 

Cientos de miles de personas han paralizado el país de punta a punta, únicamente, los trabajos esenciales se encuentran funcionando como los hospitales y los medios de comunicación, porque hasta las principales cadenas de supermercados de Myanmar se han sumado a la paralización nacional. El clamor en las calles es unísono: exigen la restauración del orden democrático y la vuelta del Gobierno civil. 

Las redes sociales se han inundado de fotografías y videos que evidencian la monumental manifestación que se está desarrollando justo ahora pese a las intimidaciones de las Fuerzas Armadas insurgentes, a quienes se acusa de los tres fallecimientos que han conmocionado al país del sudeste asiático. Las ciudades más grandes de Myanmar, Mandalay y Rangún, han sido tomadas por cientos de birmanos, mientras que en Naipyidó, la capital, se empiezan a reportar los primeros altercados con los efectivos de seguridad. La prensa local informa que ya hay docenas de detenidos, pero las cifras no son exactas. 

Por su parte, la comunidad internacional ha hecho una llamado a la junta militar sublevada a detener el despliegue de soldados, justamente, para evitar que más personas pierdan la vida y se cometan crímenes de lesa humanidad. También, la Unión Europea (UE) se ha pronunciado al respecto argumentando que están en plena disposición de aplicar medidas sancionatorias a los responsables del derrocamiento del Gobierno de Myanmar. Los 27 miembros del Consejo de la UE junto al Alto Representante del bloque europeo y la Comisión de Derechos Humanos del viejo continente han sentenciado que están listos para imponer medidas restrictivas en el país. 

Sin embargo, el compromiso de la UE es velar por la seguridad del pueblo birmano por lo que han extendido el llamado de las Naciones Unidas (ONU) a entablar una mesa de diálogo en la región asiática para garantizar que se retomen las sendas democráticas, empezando por convocar a unas elecciones presidenciales en Myanmar de manera urgente.

Otras Noticias