Afganistán inicia la campaña de vacunación en medio de una espiral de violencia

500 mil dosis de AstraZeneca empezaron a suministrarse desde hoy.
martes, 23 de febrero de 2021 · 11:44

El Ministerio de Salud de Afganistán ha dado inicio al programa nacional de inmunización contra el coronavirus con unas 500.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca desarrollada por el Instituto Serum de India. El jefe de la cartera sanitaria puso en marcha la campaña dando prioridad a los trabajadores esenciales del país, como el personal de salud y atención de primera línea, los miembros de las Fuerzas Armadas, los medios de comunicación y los profesionales de la educación. 

Las primeras dosis servirán para inmunizar a 250.000 afganos y, en los próximos meses, se prevé lleguen al país los primeros fármacos subvencionados por el sistema de distribución COVAX, amparado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Conforme con lo explicado por el ministro de Salud de Afganistán, Waheed Majroh, los productos proporcionados por la iniciativa de la OMS no cubrirán las inoculaciones del total de la población (unos 38 millones de habitantes activos), pero sí servirán para proporcionar la inmunidad de al menos al 20% del total. Asimismo, el Gobierno afgano ha detallado que se encuentran trabajando en función de garantizar vacunas al 40% de la población antes del tercer trimestre del año. 

Por su parte, desde la sede presidencial de Afganistán, el mandatario Ashraf Ghani ratificó su compromiso con la salud de la población, aunque alertó que llevar a cabo del proceso de inmunización será un gran desafío para las autoridades, porque la medida llega justo en un momento de gran tensión entre el Gobierno y fuerzas insurgentes. Según la agencia de noticias Reuters, actualmente el país al sur de Asia está atravesando una profunda escalada bélica que mantiene sumergida a la región en el núcleo de una espiral de violencia que no cesa. 

Desde hace meses, el Gobierno afgano y los líderes del grupo Talibán se encuentran reunidos en Doha, capital de Qatar, negociando un proceso de paz para la nación que lleva años en conflicto, pero las conversaciones se encuentran estancadas y no han mostrado resultados positivos. Por el contrario, todo apunta a un recrudecimiento de la violencia en los últimos tiempos. La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha publicado un informe sobre el conflicto bélico en la República islámica, destacando un alarmante incremento en la pérdidas humanas durante estos meses de diálogos. 

ONU alertó que las víctimas civiles aumentaron en un 45% en los últimos 3 meses del 2020, en comparación con el año anterior, tiempo en el cual ambas partes se encontraban sentadas en la mesa de negociaciones. Para el organismo internacional, la urgencia inmediata radica en pactar un armisticio entre las partes para evitar más pérdidas humanas, ante el drástico incremento de las bajas civiles. Por esta razón, han instado a los bandos en conflicto a retomar el proceso de diálogos argumentando la necesidad de consolidar la paz y la reconciliación nacional. Sin embargo, Afganistán ha insinuado no estar dispuesto a concretar otro cese de las hostilidades, porque los últimos dos fueron transgredidos por los extremistas talibanes.

Otras Noticias