Estado de emergencia en Brasil: inundaciones afectan a 130 mil personas

Al menos 10 ciudades colapsaron por la crecida del río Acre, al norte de la región.
martes, 23 de febrero de 2021 · 09:33

El extremo norte de Brasil ha sido declarado en estado de emergencia por las fuertes lluvias y posteriores inundaciones masivas que han embestido al estado de Acre, fronterizo con Perú. Al menos 130.000 personas se han visto afectadas en las últimas horas tras la crecida del río Acre, el caudal fluvial más importante de la región que conecta con varias ciudades de la provincia brasileña. La crítica situación abarca a la capital del estado Río Branco y a otras 9 localidades, donde el agua ha alcanzado su punto máximo. 


Las autoridades del Gobierno regional y el Departamento de Protección Civil de Brasil están trabajando arduamente para evacuar a cientos de miles de personas que perdieron sus hogares y todas sus pertenencias, la mayoría de ellos son ancianos y niños. Los niveles de inundación han estado muy por encima de los estándares comunes en la región, han sobrepasado el metro de altura y han provocado el desplazamiento de las comunidades hacia otras regiones. Cientos de familias se encuentran damnificadas y muchas de ellas han sido trasladadas a refugios temporales habilitados por los funcionarios gubernamentales. 

Este sería el segundo desbordamiento del río Acre registrado en este mes, por la temporada de lluvias que anualmente causa estragos en la región norteña de Brasil. Según las estimaciones del Gobierno local, casi 3.000 viviendas se han visto afectadas por las precipitaciones en unas 24 localidades del país sudamericano. Aunado a eso, la población de Río Branco ya estaba atravesando un estado de emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus y un brote de dengue hemorrágico. 

Al lugar llegó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien constató con sus propios ojos la delicada situación en la región y el estado de vulnerabilidad en el que se encuentran sus habitantes. En una breves declaraciones a la prensa, el mandatario se comprometió a ayudar a la población que quedó sin viviendas y, ante la gravedad de la situación, puso a disposición del gobernador del estado una partida de fondos federales para facilitar y agilizar la asistencia a los brasileños. “La prioridad es atenderlos ahora, pero más adelante necesitarán ayuda y nuevos hogares. Aquí estamos para atenderlos”, sentenció el dignatario. Se prevé que el ejecutivo visite la ciudad de Río Branco, capital del estado, este próximo miércoles 24 de febrero.

La restauración y el mantenimiento de servicios esenciales estará a cargo del gobernador de Acre, Gladson Cameli, quien notificó la creación de un organismo único y exclusivo para atender la crisis provocada por las inundaciones. En esta oficina se tratarán temas de urgencia en relación a los flagelos que actualmente imperan en la región.

Otras Noticias