Protestas en Bolivia en contra del gobierno del presidente Luis Arce

El paro general de médicos suma su quinto día consecutivo.
martes, 23 de febrero de 2021 · 16:07

Colectivos de trabajadores de todos los rubros se movilizan en Bolivia contra las políticas aplicadas por el presidente boliviano, Luis Arce, en torno a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Cientos de trabajadores de campo, maestros, obreros y empleados del sistema público se unieron a la manifestación que se llevó a cabo en la ciudad de La Paz, capital política del país, muy cerca de la sede administrativa del Gobierno. 

Los manifestantes que pretendían llegar al palacio presidencial recorrieron varias calles de la ciudad gritando consignas y portando pancartas antes de ser dispersados por las fuerzas del orden público. Rápidamente, los efectivos policiales repelieron a los trabajadores usando gases lacrimógenos y cañones de agua, con el argumento de cumplir un decreto federal que prohíbe las aglomeraciones de más de 30 personas justo en estos tiempos de pandemia. Finalmente, los trabajadores se retiraron del lugar no sin antes exigirle al Gobierno de Bolivia que escuche sus demandas sobre la Ley de Emergencia Sanitaria puesta en vigor la semana pasada. 

Desde otro punto del país, otro grupo de campesinos bloquearon los accesos a la ciudad de Sucre, capital histórica de Bolivia, para exigirle al presidente que acate los precios del mercado en cuanto al comercio de la hoja de coca y el grano de soja y respeto a sus líderes sindicales. Los productores cocaleros y sojeros denuncian que la intromisión del Gobierno en los costos de ambos rubros les ha generado pérdidas multimillonarias: se hablan de más de 100 millones de dólares. “Los compradores quieren pagar hasta 50 dólares menos por cada tonelada de coca o semilla de soja y eso no nos conviene”, aseguró Fidel Flores, jefe sindicalistas representante del rubro cocalero del país andino

Aunado a esto, los profesionales de la salud ya suman su quinto día de paralización nacional y no será sino hasta dentro de cinco días más cuando levanten la huelga. El paro médico convocado por el gremio de doctores de Bolivia podría terminar el próximo 28 de febrero, pero todo dependerá de las negociaciones entre los dirigentes y el Gobierno nacional. Mientras tanto, solo las salas de emergencia de los hospitales del país permanecerán operativas, pero las consultas internas de especialidades estarán suspendidas hasta ese día. 

La ley impulsada por Luis Arce ataca directamente a la pandemia del coronavirus, pero a su paso genera molestias dentro del sector de la salud. Los doctores y doctoras de Bolivia no están conformes con la contratación de médicos extranjeros que pretende llevar a cabo el presidente y tampoco consideran necesario que el Gobierno tome el control del precio de la medicina y los centros de atención. Por eso, exigen la abrogación inmediata de la normativa.

Otras Noticias