Alerta máxima: la nueva cepa detectada en California es mucho más contagiosa

Ese estudio sugiere que la mutación podría poner en peligro la vacunación.
miércoles, 24 de febrero de 2021 · 15:31

Un estudio patológico realizado recientemente a varias muestras de la nueva variante del coronavirus detectada en el estado de California, Estados Unidos, a finales del año 2020, ha demostrado que la cepa californiana podría ser mucho más contagiosa que la mutación británica, la sudafricana y la brasileña. Así lo confirmó el profesor de la Universidad de Harvard y experto en epidemiología, William Hanage, y un grupo de especialistas del Centro Médico Cedars Sinai en Los Ángeles. 


Para el doctor estadounidense “no cabe dudas de que la nueva variante se transmite con mayor facilidad que las demás, porque se pudo comprobar mediante muestras médicas que las cargas virales se duplicaron en comparación con las otras mutaciones”, lo que quiere decir que “la versión de California produce el doble de proteínas virales y supone un riesgo de propagación mayor”. Claro que los análisis aún no han comprobado si es más fuerte que las anteriores o si podría ser inmune a las vacunas. Lo que sí quedó comprobado es su capacidad de expansión. 

Aunque los resultados de los estudios no han sido publicados de manera oficial, hace días, se dio a conocer que para el desarrollo del informe se utilizaron muestras de referencia de una comunidad en la ciudad de San Francisco, al norte del país. En este lugar, fue reportada una persona con la cepa californiana y, rápidamente, la mutación se expandió por todo el vecindario, sin embargo, un segundo análisis confirma que no solo se propagó por la zona, sino que resultó positiva en todo el estado. 

Ahora bien, la duda más importante que surge en torno a esta mutación del virus es si son capaces de interferir con el proceso de vacunaciones a nivel mundial, porque así como repotenció su carga viral podría evadir los anticuerpos inoculados con la vacuna y representar una riesgo de seguridad sanitaria del mundo. Sin embargo, en este aspecto los análisis no fueron del todo claros, ya que una investigación apunta a que sí es peligrosa y la otra supone todo lo contrario.

Por el momento, ambos proyectos de estudios continuarán reforzando las averiguaciones en torno a la variante californiana que ya ha sido diagnosticada en 45 de los 50 estados que componen a los Estados Unidos. Y es que ante la capacidad de circulación y propagación de esta nueva infección emerge la inquietud de sí aumentarán o no la tasa de contagios y fallecidos en el país del Norte de América.

Otras Noticias