Venezuela declara “persona non grata” a la embajadora de la Unión Europea

El bloque instó al régimen a revertir la decisión de expulsar a la diplomática.
miércoles, 24 de febrero de 2021 · 17:07

Se tensan las relaciones diplomáticas entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y los miembros de la Unión Europea (UE). Este miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano ha declarado “persona non grata” a la titular de la embajada europea en Caracas, Isabel Brilhante. La información la dio a conocer el jefe de la cancillería venezolana, Jorge Arreaza, quien le otorgó a la diplomática un plazo de 72 horas para abandonar el territorio nacional.

Ante la clara decisión unilateral del Estado venezolano, las repercusiones desde el Viejo Continente no se hicieron esperar. A pocos minutos de oficializarse el anuncio, el Servicio Europeo para los Asuntos Exteriores (SEAE) instó al Gobierno venezolano a frenar la medida y a restablecer el puesto de agregada diplomática a la embajadora europea, para evitar que los vínculos entre ambas regiones terminen por fracturarse. Seguidamente, lamentó la postura totalitarista adoptada por el régimen de Nicolás Maduro Moros e invitó al Gobierno a dialogar pacíficamente. “Estas determinaciones autoritaristas solo continuarán cercando aún más a Venezuela de la comunidad internacional. El único camino para la consolidación es el diálogo y acciones como la de hoy solo ratifican que el único responsable de socavar las relaciones es el Estado venezolano”, sentenció Nabila Massrali, vocera del organismo. 


No es primera vez que el Gobierno de Venezuela ordena la expulsión de la agregada diplomática. A mediados del 2020, el ejecutivo procedió legalmente contra la embajadora, pero finalmente revirtió la decisión. Sin embargo, el acontecimiento más reciente es de corta data, ya que el pasado lunes la UE aplicó un nuevo paquete sancionatorio contra unos 19 funcionarios del Gobierno venezolano. La penalidades recaen sobre miembros del Poder Legislativo, Judicial y Electoral, los tres más importantes del país de América del Sur y todos dirigidos por el régimen bolivariano. 

Esta respuesta de la UE se debe a que en diciembre del 2020 el Gobierno venezolano llevó a cabo unas elecciones legislativas para definir los nuevos miembros de la Asamblea General de Venezuela, pese a las peticiones de la comunidad internacional de posponer el proceso ante la ausencia en las papeletas de la bancada de oposición. Aún así, los sufragios se llevaron a cabo y, en medio de fuertes críticas y grandes dudas sobre la claridad del proceso comicial, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que representa a la izquierda gobernante en el país, resultó vencedor con la mayoría de los votos. Para el organismo europeo, "estos resultados fueron fraudulentos y estuvieron amañados en favor del oficialismo". Por lo tanto, la UE desconoció el resultado y condenó enérgicamente el supuesto fraude electoral en la región.

Otras Noticias