Crisis nutricional en Latinoamérica: estos son los efectos del coronavirus en la región

Organizaciones sociales advierten sobre los riesgos de no tomar acciones urgentes.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 08:56

La inseguridad alimentaria en Latinoamérica se ha convertido en uno de los flagelos más preocupantes que amenazan con recrudecer la desigualdad social en la región si no se toman medidas urgentes. Para la organización humanitaria mundial Acción contra el Hambre (ACH), es de vital importancia afrontar rápidamente estos temas, porque cientos de miles de vidas corren riesgo de perderse ante la nueva pandemia del 2021: el hambre

De acuerdo con un estudio realizado por el organismo internacional, la crisis alimentaria severa que están experimentado diversas naciones americanas se triplicó durante el 2020, lo que provocó que unas 10 millones de personas estén al borde de la hambruna. El estudio que tomó como referente a países centroamericanos evidenció que, al finalizar el año 2019, unas 3,4 millones de personas tenían severos problemas para suplir sus necesidades alimenticias. Con la llegada de la pandemia del coronavirus, estas cifras aumentaron colosalmente, lo que se traduce en que 1 de cada 10 familias en toda Latinoamérica puede garantizar un consumo óptimo, balanceado y saludable de tres comidas diarias a sus hijos

Durante la emergencia sanitaria, los países de Latinoamérica vieron cómo las brechas de desigualdad en la región empezaban a ensancharse a tal punto que, en la actualidad, el continente americano es el tercer en el mundo con más precariedades en temas alimenticios incluso después de África y Asia, donde imperan otros factores de riesgo totalmente diferentes al de América, como los conflictos bélicos y la pérdida de medios de vida. Tanto es así que Save the Children instó a los Gobiernos de la región a tomar medidas urgentes porque, según sus cálculos, en los próximos 2 años la situación podría empeorar y sumergir a la región en una profunda crisis social que empeoraría mucho más la situación sanitaria. 

Los datos del informe Nutrition Critical, elaborado por Save the Children, prevén cifras alarmantes que ensombrecen el panorama mucho más, ya que en los próximos 2 años podrían fallecer unos 153 infantes por día como consecuencia de la malnutrición. Además, 1 de cada 3 niños no mayores de 5 años estarían sufriendo problemas de salud generados por la falta de comida. “El aumento de la pobreza extrema, la escasez de recursos, las constantes embestidas del clima y los reducidos e inestables servicios de salud han aumentado la tasa de hambruna y malnutrición en Latinoamérica”, detalló el estudio. 

Sin embargo, estos alarmantes números se podrían revertir con la creación de planes de asistencia social y financiación económica, como los organizados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Actualmente, esta agencia de la ONU se encuentra desplegada en diversos países de la región, garantizando el acceso a la salud, la educación y la alimentación, y todo esto, gracias a un programa de protección social fundado en el 2019 que está fielmente comprometido a erradicar el hambre en América Latina y el mundo. Este proyecto ayuda a niños con problemas de inanición, brinda apoyo a las comunidades más vulnerables y permite el acceso de agua potable y alimentos para solventar de manera eficaz y duradera los problemas ocasionados por la falta de comida.

Otras Noticias