Brasil pone en órbita su primer satélite de fabricación nacional

El dispositivo de vigilancia ya empezó a transmitir imágenes y datos.
domingo, 28 de febrero de 2021 · 15:49

El primer satélite artificial 100% made in Brasil ya está en la órbita del planeta Tierra. Este domingo, desde una base del Servicio Espacial de la India, el Amazonía 1 fue lanzado a una distancia de 752 kilómetros de la superficie terrestre y, a los escasos 17 minutos de separarse con éxito de su cohete transportador, el dispositivo de vigilancia satelital empezó a enviar las primeras señales de operatividad: fotografías y datos sobre la situación en la selva amazónica. 

Precisamente para esto fue puesto en órbita el primer satélite de fabricación nacional de Brasil: para monitorear y vigilar el estado del bosque tropical más grande del mundo. El aparato que mide cuatro metros de altura y cuenta con sensores remotos, cámaras ultra HD, antenas de gran amplitud y un equipo de transmisión de datos especializado servirá para observar la deforestación en la selva del Amazonas y para apoyar los planes de vigilancia ya existentes.

Y es que una de las reservas naturales más ricas en biodiversidad y especies vivas del mundo está a solo un paso de colapsar, ya que, cada año, más de un millón de hectáreas de este espeso bosque amazónico se queman. Solo en los últimos 12 años, más del 9,5% del territorio selvático de Brasil ha desaparecido y las autoridades quieren vigilar la deforestación en la nación sudamericana.  

El equipo de vigilancia satelital le costó a Brasil más de 7,8 millones de dólares y ha sido una gran victoria para el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, porque se logró fabricar desde cero en el país. Es decir, un grupo de científicos, ingenieros, expertos en robótica e informáticos, todos relacionados con la rama del espacio y la astrofísica, diseñaron, montaron y elaboraron todo el Amazonía 1 en el suelo brasileño y, posteriormente, fue trasladado hasta Andhra Pradesh, en India, para ser enviado al espacio. Desde la órbita también está siendo operado por los científicos de la Agencia Espacial. 

Este logro ha sido calificado como una enorme victoria para los científicos brasileños, porque se ha consolidado su autonomía espacial al dominar completamente la elaboración y el desarrollo de una satélite, algo que solo 20 países de todo el mundo han logrado hacer. Recordemos que no es la primera vez que Brasil trabaja en un prototipo de astro artificial propio, porque ya con ayuda de China había lanzado cinco equipos de vigilancia, de los cuales hoy solamente están operativos dos de ellos.

Otras Noticias