Brutal represión en Myanmar: la ley marcial ya se hace sentir

Hubo nuevas protestas y detenciones.
martes, 9 de febrero de 2021 · 14:19

Lejos de calmar la situación de Myanmar, la oposición al golpe de Estado, que están llevando a cabo allí las Fuerzas Armadas, salieron otra vez a las calles para protestar y los manifestantes fueron brutalmente reprimidos por los uniformados del Ejército local. Además, cayeron varios detenidos.

Desde que comenzó esta semana, las fuerzas militares que tomaron el poder en Myanmar aplicaron la ley marcial para sofocar a la multitud concentrada en la vía pública ante la resistencia a la declaración del Gobierno de facto, que regiría hasta el año entrante, bajo la excusa de ordenar el fraude electoral presuntamente ocurrido en noviembre pasado durante los comicios legislativos.

Con fines de subordinar a las masas, el Ejército de Myanmar, el Estado también conocido como Birmania que se ubica en el Sudeste Asiático, dejó sin acceso a Internet y prohibió el funcionamiento de las redes sociales, para que no se difundan imágenes de la tensión que se respira en ese lugar. Además, intervino para boicotear toda convocatoria de protesta en las calles bajo la exigencia de la libertad de los presos políticos y sus aliados.

Como si fuera poco, ahora, la junta militar que gobierna desde principios de febrero impuso el toque de queda que imposibilita las reuniones de hasta cinco participantes en lugares públicos. Esto ocasionó un descontento aún mayor en la población de Birmania. Tanto fue así que en las últimas horas se supo que un grupo de policías salieron de la fuerza de seguridad para aliarse al bloque que le hace frente al Gobierno de facto.

Sube la fiebre del conflicto

Las amenazas de las autoridades militares parecen no asustar a los habitantes del territorio birmano, quienes muy decididamente emprendieron un nuevo enfrentamiento este martes. Allí, fueron sorprendidos por disparos con balas de goma, gases lacrimógenos y hasta tanques hidrantes. Son más de 170 las personas que se encuentran privadas de su libertad desde comienzos de este mes, razón por la cual, la resistencia sigue marchando pese al riesgo de vida de corren en cada manifestación, ya que el clima se vuelve cada día más conflictivo. Hoy los episodios más bruscos ocurrieron en la capital de Myanmar y en Mandalay, donde sobresalieron las banderas de la Liga Nacional por la Democracia (LND), espacio político liderado por Aung San Suu Kyi.

Otras Noticias