Alerta: varios países suspende el uso de la vacuna de AstraZeneca

El casi cierre masivo ya involucra a una decena de naciones.
viernes, 12 de marzo de 2021 · 19:00

La eficacia, credibilidad y el buen nombre de la vacuna contra el coronavirus de la empresa británica AstraZeneca está en tela de juicio. Este viernes, un grupo de países de Europa y Asia han suspendido temporalmente el uso del fármaco a modo de prevención para proteger la salud de sus habitantes. Y es que, según estos gobiernos, se han reportado repentinos fallecimientos y extraños casos de efectos secundarios que podrían estar relacionados con el producto, porque se registraron justo después de su aplicación. 

Los Estados miembros de la Unión Europea le han exigido a la Agencia de Reguladora de  Medicamentos (EMA) que garantice que el uso de estos medicamentos no ponen en riesgo a las poblaciones. Toda esta crisis de confiabilidad se dio después de que las autoridades sanitarias de Dinamarca registraran varios casos de pacientes con problemas de coagulación en la sangre, precisamente, con un lote de medicamentos de la empresa británica producidos en Europa.

Justamente, fue Dinamarca el primer país en cancelar temporalmente la vacunación con este antígeno de AstraZeneca y, seguidamente, se le sumaron: Noruega, Bulgaria, Luxemburgo, Estonia, Islandia, Lituania, Suecia y Letonia; y más lejos en Asia, el último en confirmar la suspensión abrupta fue el Gobierno de Tailandia. Todos estos manejan casos aislados, pero similares de efectos relacionados a la coagulación sanguínea. De momento, EMA solo ha emitido un comunicado confirmando que estos eventos adversos solo se han reportado en 30 pacientes, de los miles de millones que han recibido el medicamento de la farmacéutica británica, aunque han propuesto una reunión extraordinaria para el próximo 26 de marzo con el fin de evaluar esta y otras medicinas de la agenda. 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado al resto de países que cuentan con los productos de AstraZeneca a no entrar en desesperación, ya que esta ha sido una medida de precaución por parte de las autoridades antes mencionadas, más no una campaña de desacreditación contra la británica. Además, ha recomendado a los países que quieran sumarse a la suspensión a que esperen a que el organismo europeo verifique si hay o no alguna implicación entre la vacuna y los fallecimientos, porque no hay razón para no utilizar sus medicamentos.

Finalmente, la respuesta del emporio de la medicina británica llegó este viernes: en un comunicado oficial, la directiva médica ha defendido a capa y espada sus productos asegurando que “no existe ningún riesgo agravado ni prueba científica que dictamine que esos fallecimientos son responsabilidad del productos de AstraZeneca”, asimismo, han resaltado que “durante meses de ensayos masivos y el posterior desarrollo de la vacunación en los 45 países que han avalado su antídoto no se ha mostrados ningún problema parecido a embolias pulmonares o trombosis venosas”, finalizó la misiva.

Otras Noticias